Bela Guttmann

MARTES 13 | Las maldiciones más famosas en la historia del fútbol

En países como España, Grecia, Argentina, Cuba o Venezuela entre otros, el martes 13 se considera como un día de mala suerte. El mundo del fútbol no es ajeno a las supersticiones de la cultura popular y aprovechando que hoy es martes 13 vamos a recordar algunas maldiciones que afectan al deporte rey. 

1. Los gitanos del Birmingham y Derby County

A finales del siglo XIX el Derby County cambió su estadio a una zona en la que estaban asentados los zíngaros. Desde el club se les invitó a abandonar esos terrenos y los gitanos lanzaron un conjuro para que el equipo no ganase ningún título y aunque tienen algún título en sus vitrinas son muchas las finales que han perdido.  


Algo parecido sucedió con el Birmingham City años después, en 1906. El presidente del club, Harry Morris, decidió trasladar el estadio al St Andrew’s Stadium y para ello tuvieron que expulsar a un grupo de gitanos que no se lo tomaron nada bien y lanzaron una maldición que duraría 100 años. El equipo no llegó a brillar en la máxima categoría del fútbol inglés siendo un habitual en los ascensos y descensos.

2. Bela Guttman y el Benfica

El entrenador húngaro Bela Guttman dirigió al Benfica entre 1959 y 1962 y le dio a las águilas sus dos primeras y hasta la fecha únicas Copa de Europa. Pero Guttman fue despedido del equipo después de que no aceptaran su petición para subirle el sueldo y cuando se fue pronunció estas palabras: "Nunca, ni en cien años, el Benfica volverá a ganar un título en Europa". De momento la maldición parece que funciona ya que el Benfica no ha vuelto a ganar un título europeo y se ha quedado a las puertas de lograrlo en más de una ocasión.

3. La Virgen de Jujuy y la selección argentina

Antes de que se disputara el Mundial de 1986, Bilardo, el técnico de la selección argentina, acudió a la Virgen de Jujuy para pedirle buena suerte para su equipo y prometía que si se proclamaban campeones del mundo irían a visitarla o hacerle una ofrenda. La albiceleste acabó ganando el campeonato pero los jugadores no hicieron caso de su entrenador y no cumplieron la promesa. Desde entonces Argentina no ha vuelto a proclamarse campeona del mundo, llegando a perder dos finales.

4. Los 7 gatos de Racing de Avellaneda

Según cuenta la leyenda, un grupo de hinchas de Independiente de Avellaneda enterraron siete gatos muertos en el campo del Racing tras ver cómo su rival había sido campeón del torneo argentino, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental. Después de aquel suceso el Racing no volvió a levantar un título y en la década de los 80 el técnico, Juan Carlos ‘El Toto’ Lorenzo, ordenó la búsqueda de los gatos pero sólo encontraron seis. En 1998, tras haber sufrido un descenso, se removió el terreno y encontraron el séptimo gato y se realizó una misa. En 2001, Racing volvió a proclamarse campeón en Argentina.

5. Dora, la bruja de Quilmes

En 1994, Quilmes recurrió a una bruja llamada Dora para perjudicar a Gimnasia y Esgrima de Jujuy en el ascenso a Primera División. La hechicera que vivía en Chascomús hizo su trabajo pero no recibió el pago por lo que maldijo al equipo durante 13 años en los que el Quilmes llegó a perder la categoría. Tras lo sucedido en el club decidieron ir a buscar a Dora para saldar su deuda, pero la bruja había muerto y un aficionado acudió a su tumba y prometió que llamaría a su hija Dora para que el espíritu de la hechicera se apiadara de ellos, Y debió funcionar porque un año después Quilmes ascendió a la máxima categoría.
 

6. Chile y la camiseta verde

Al guardameta de la selección chilena no le gustaba el color verde. Sin embargo ese fue el color que lució en el partido ante Austria en el Mundial de 1998 y con razón no le gustaba ese color. En el último minuto de partido Ivica Vasticponía el 1-1 definitivo en el marcador privando a los sudamericanos de la victoria.

7. El Balón de Oro y el Mundial

Unos pocos elegidos pueden presumir de tener en su palmarés el Balón de Oro y el Mundial, sin embargo ningún jugador que logró hacerse con el galardón de France Football el año anterior a la copa del mundo luego consiguió proclamarse campeón del mundo con su selección. Ronaldinho, Cristiano Ronaldo o Leo Messi  son los ejemplos más actuales.

8. Prohibido tocar la copa

Cada vez que se disputa una final es habitual que los futbolistas salgan del túnel de vestuarios con la mirada al frente. Muchos no quieren ni mirar la copa pero lo que no hace ninguno de ellos es tocarla...  excepto Cañizares en 2001, Giuly en 2004, Gatusso en 2005 o Tymoschuk en 2012. Todos ellos tocaron el trofeo al saltar al terreno de juego en la final de la Champions League y todos ellos se fueron a su casa con la medalla de subcampeón al cuello. 


Si te arriesgas a tocarla ya sabes a lo que estás expuesto.

9. Ramsey y las muertes de famosos

A todos los jugadores les gusta marcar goles y anotar un tanto es una buena noticia para tu equipo, pero en el caso de Aaron Ramsey no estamos tan seguros de que sea así. Y es que desgraciadamente cada vez que el galés ve portería fallece un famoso. Hasta 23 muertes inesperadas han coincidido con los goles de Ramsey, entre ellos Osama Bin Laden, Steve Jobs, Chavela Vargas, Whitney Houston, Paul Walker, Robin Williams, Günter Grass, Eduardo Galeano o Luke Perry.


Esperemos que ahora que ha cambiado de equipo haya dejado atrás la maldición.

10. El gafe del tercer puesto en el Mundial

Para muchas selecciones ser tercero en una Copa del Mundo es casi como una victoria, pero lo que hoy es alegría al día siguiente puede ser un drama. La historia nos dice que aquellas selecciones que han acabado en tercer puesto en el Mundial no lograron clasificarse para la siguiente Eurocopa. 


Polonia fue la primera en sufrir la maldición tras quedar tercera en el Mundial 82, y otras selecciones como Francia, Italia, Croacia, Turquía y Holanda han ampliado la lista. En el último mundial de Rusia, Bélgica fue la tercera clasificada, ¿logrará romper la maldición? De momento es primera del grupo I.

11. "Garabato" y el América de Cali

En 1948, los socios de América de Cali decidieron que el club participase en el fútbol profesional pero un de ellos Benjamín Urrea, apodado 'Garabato', se opuso a la decisión y manifestó que nunca serán campeones y se marchó de la reunión entre las risas del resto de participantes. Según pasaban los años las palabras de Garabato se iban cumpliendo ya que el club tuvo unas temporadas funestas sin levantar un título. En 1979 consiguió proclamarse campeón pero la maldición volvió a coger fuerza tras perder cuatro finales de la Copa Libertadores y el descenso a Segunda División.

12. La mala suerte de Mick Jagger

Hay equipos que sufren el gafe por culpa de sus aficionados y Mick Jagger es uno de esos fans que no trae buena suerte al equipo al que anima. Al vocalista de los Rolling Stones se le ha visto en los estadios animando a las selecciones de Estados Unidos, Inglaterra y Argentina y precisamente no han tenido muy buena suerte cuando Jagger estaba en la grada.


 

13. El hechicero de Australia

La selección de Australia logró clasificarse para la Copa del Mundo en 1977 pero se dice que para ello recurrió a un chamán que lanzó una maldición contra su rival, Rodesia (Zimbabue). El hechicero reclamó el pago pero la delegación australiana se negó a pagarle y el hechicero invirtió la maldición para que ahora afectase a los australianos. La selección se despidió del Mundial sin anotar un solo gol y tuvieron que pasar 32 años para verles de nuevo en una Copa del Mundo. No obstante, se dice que la selección acudió a África en busca de un brujo para que deshiciera el maleficio y lograron clasificarse para el Mundial de Alemania en el año 2006.