Luego de los inconvenientes extrafutbolísticos y de aquel ​recordado empujón hacia su entrenador Eduardo Coudet, Ricardo Centurión se mantiene lejos de ​Racing: su actual club es el Atlético San Luis de México, donde ya ha debutado.


Si bien parecía un tema cerrado y que no iba a tener nuevos capítulos, el delantero fue consultado por el mencionado episodio que se produjo antes de ingresar ante ​River en el Estadio Monumental y decidió hacer una confesión.


"Hizo dos cambios en el partido y yo sentía que iba a ser el tercero. Cuando voy con la mejor, me dice: '¿Qué estás cagado?'. No me lo preguntó bien, no me lo dijo en buen tono. Yo no le quise meter leña al fuego”, comenzó en su relato Riki.


“Siguió con gestos. Ahí es cuando aparece Leo Sigali, que le dice que parara un poco. Seguía insultándome y diciéndome cosas. Cuando da la charla en el entretiempo, yo no lo miraba. Estaba con cara de ojete. Yo no lo disimulaba. Tendría que haber hecho otra cosa. Yo jamás voy a estar cagado. River tiene los vestuarios separados y ya con las pulsaciones a mil después del partido, la mejor decisión que tomó él fue no cruzarme”, continuó.


“Ya entrando, les dijo a los dirigentes 'es el o yo, sino en conferencia me voy'. No me dejó una opción para que me quedara en el plantel. Pero no me lo dijo a mí, se lo dijo a (Diego) Milito a las doce de la noche", finalizó. ¿Le creés a Centurión?