​​Kylian Mbappé es el niño prodigio del fútbol francés. Con solo 20 años ya ha alcanzado el estatus de superestrella del fútbol mundial. Campeón de numerosos títulos en Francia y con el Mundial de Rusia 2018 bajo el brazo, el joven delantero consiguió anotar la temporada pasada hasta 39 goles en todos los partidos oficiales que jugo con su club.


FBL-WC-2018-MATCH64-FRA-CRO

Por todas estas razones, no es de extrañar que el PSG no quiera desprenderse de su figura. Y más con los rumores de traspaso de las que algunas fuentes como Sport se hacen eco. El periódico español afirma que el Manchester City quiere a Mbappé y que el 10 de Francia vería bien trabajar con Guardiola, con el que tiene buena relación.


La forma de contraatacar de Nasser Al Khelaifi, presidente del club de la capital francesa, es subir el contrato de su jugador. De esta manera, Mbappé ganaría 38 millones de euros más por año. Lo que significa un sueldo de 50 millones anuales. 

​​

Pero esta situación no vendría sin consecuencias. Para que esto ocurra, el PSG tendría que vender a su otra gran estrella dentro del equipo, ​Neymar. Que el brasileño salga este verano sería clave para el súper contrato del joven francés.