​El futbolista brasileño admitió, en declaraciones para la revista Four Four Two, que cuando iba a recalar en Old Trafford recibió una llamada de Sandro Rosell, a quien terminaría prometiendo llegar al ​FC Barcelona si ganaba las elecciones, hace exactamente 16 años.


Ronaldo de Assís Moreira, más conocido como Ronaldinho o El Gaúcho, fue un futbolista diferencial que alcanzó su cúspide en la Ciudad Condal, al mismo tiempo que inició su declive en la misma. Fue un jugador que estuvo en la cima especialmente entre las temporadas 2004-05 y la 2006-07, decayendo en la última de Frank Rijkaard a tenor de su vida nocturna.



Pese a ello, en el Camp Nou siempre se le recuerda con cariño. Aterrizó en el mismo para ser presentado el 19 de julio de 2003, poco más de un mes después de que Joan Laporta, por entonces con Sandro Rosell en su equipo, ganase las elecciones a la presidencia del club. El que sería entonces vicepresidente deportivo había acordado con Ronaldinho su llegada en caso de conseguir el mandato, algo que el brasileño explica de la siguiente forma:


"Casi sucede con el United. Fue cuestión de 48 horas, pero Sandro me llamó y dije que sí. Era cuestión de detalles con el United cuando Sandro llamó para decirme que iba a ganar las elecciones. Le prometí que jugaría en el Barça... Fue una negociación rápida. Fue una decisión correcta, los brasileños siempre han querido al FC Barcelona, tenemos una historia aquí. Echo de menos Barcelona".



De este modo, el de Porto Alegre terminaría haciendo historia en la Ciudad Condal, donde conseguiría una Liga de Campeones (2ª en la historia del club) y dos Balones de Oro consecutivos. No obstante, hubo un jugador no demasiado recordado como José Kléberson, que llegó al Manchester United en 2003, que explicó que lo hizo para compartir vestuario con Ronaldinho, algo que había sucedido en la selección brasileña y no se repetiría hasta 2011, donde coincidirían en el Flamengo.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es!