​Después de defender la camiseta rojiblanca durante ocho temporadas, Filipe Luis abandona el ​Atlético de Madrid, el club de su vida, y ha reconocido negociaciones con el Flamengo brasileño. A sus 33 años, el lateral izquierdo se despidió este domingo en los interiores del Wanda Metropolitano rodeado de su familia y acompañado de Enrique Cerezo, Miguel Ángle Gil Marín, Cholo Simeone, Mono Burgos, el 'Profe' Ortega y varios compañeros de la plantilla.

El brasileño llegó al Vicente Calderón procedente del Deportivo de La Coruña en 2010, justo después de sufrir fractura de peroné y luxación de tobillo derecho que lo mantuvo casi un año alejado de los terrenos de juego. Justo tras ese momento crítico en su carrera, el club apostó por él, algo que Filipe quiso agradecer especialmente. "Quiero agradecer a Miguel Ángel por confiar en mí cuando estaba lesionado en el Dépor y después por permitirme volver de Londres y vivir otros cuatro años mejores", declaró el brasileño. 


Tras 333 partidos como rojiblanco y con siete títulos en su haber, Filipe abandona el club como un símbolo de compromiso y sacrificio por la camiseta. Dueño de la banda izquierda, agradeció y reconoció que esto no es un adiós sino un hasta luego. "Nunca imaginé que iba a terminar con 333 partidos, no imaginé poder vivir los partidos del Wanda, ha sido especial y único, a toda la gente de seguridad, utilleros, fisios, gracias una y otra vez. Es mi despedida como futbolista, pero en el futuro estaré viviendo mi vida en este club".

Filipe Luis

En cuanto a su destino más próximo, el jugador desveló que se encuentra en negociaciones con el Flamengo pero sin nada firmado. "Conversaciones y negociando con Flamengo, pero ya hablaremos", concluyó el que ha sido uno de los mejores laterales izquierdos de ​LaLiga en la última década.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es!