El equipo de Gallardo solía alojarse en el mismo hotel de siempre en la previa de cada partido importante que le tocó afrontar. Sin embargo, en vísperas al encuentro ante Cruzeiro, debió buscarse otro hospedaje: ¡​Boca lo alquiló primero!


Parece que el Superclásico volvió a jugarse en la Copa Libertadores. Y en esta ocasión no fue dentro de una cancha, ni mucho menos en el TAS donde aún siguen debatiendo qué harán con el trofeo de la edición 2018. 

FBL-LIBERTADORES-RIVER-BOCA

Es que Boca ha jugado una carta con más anticipación que ​River y le "robó" el hotel en donde el "Millonario" habitualmente concentra en vistas a todos los partidos importantes que afronta. La Reserva Sofitel de Cardales, hotel elegido por los de Gallardo a lo largo de la etapa del "Muñeco" como entrenador, fue alquilada por el "Xeneize" en la víspera de su compromiso ante Athletico Paranaense.


De este modo, y a diferencia de (por ejemplo), el ritual realizado en la última Copa Libertadores que se disputó y que "La Banda" le ganó a los de Barros Schelotto en Madrid, el elenco de Núñez ha tenido que solicitar reserva en el hotel Hilton de Pilar (pensando en el compromiso del próximo martes 23 de julio ante Cruzeiro a las 19:15 horas de Argentina, por los octavos de final de la Copa Libertadores).

¿Dónde se ubica su nuevo "búnker"? A media hora de viaje del antiguo lugar en donde solían concentrar sus energías para los compromisos que así lo requerían. En esta ocasión, Boca fue más astuto y se quedó con la primera batalla del año.