​Antoine Griezmann ya sabe lo que es enfrentarse a los que ahora son sus compañeros. El francés comenzó este lunes a entrenar con su ​nuevo equipo y se le ha podido ver muy integrado desde el principio, sobre todo con los jugadores franceses del equipo. Si al principio del entrenamiento ya recibió el "pasillo de collejas" de bienvenida, después experimentó otra bienvenida en forma de caños.

​​En los típicos rondos de entrenamiento, el francés recibió un espectacular caño por parte de ​Ivan Rakitic. El centrocampista croata no escondió su entusiasmo y las risas entre los compañeros empezaron a aflorar. Griezmann, visiblemente picado, empujó en tono de broma a su compañero por el caño que le acababa de realizar.

Quién tampoco tuvo piedad del recién llegado fue su compatriota ​Ousmane Dembélé. El extremo galo tiró un caño a su compañero para dejarlo sentado literalmente en el terreno de juego. Griezmann aún no se podía creer lo sucedido en los que han sido sus primeros rondos con la camiseta blaugrana.


Seguro que el francés, al que se le ve encantado con sus nuevos compañeros, tratará de cerrar más ocasiones de ahora en adelante para no recibir las burlas de sus compañeros de equipo.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es!