Desde que comenzó el mercado de pases, los dirigentes de ​Boca Juniors encabezados por su presidente Daniel Angelici se movieron para tratar de cumplirle uno de los deseos al DT Gustavo Alfaro: incorporar a Matías Vargas, de ​Vélez Sarsfield.


Si bien las ​negociaciones existieron y desde el club de Liniers escucharon ofertas por el talentoso futbolista, hace algunas horas se confirmó que su futuro estará en el Espanyol de Barcelona, donde ya fue presentado.


Antes de viajar hacia España para incorporarse al club de Catalunya, que depositó 10,5 millones de euros por el 80% de su pase, Vargas dejó una frase poco alegre para el mundo “Xeneize”, que se ilusionó con su posible llegada a la institución.


“Nunca estuve cerca de Boca. Burdisso me llamó, pero no me pudo convencer. Yo quería jugar en Europa", declaró el extremo de 22 años en diálogo con TyC Sports, minutos antes de su partida.


Cabe destacar que el contrato firmado por el “Monito” es por cinco años y su cláusula de rescisión es de 50 millones de euros, aunque no cerró las puertas para retornar al club que le dio la oportunidad de debutar en Primera.


“Es difícil prometer algo a 10 años de distancia, pero me gustaría volver a Vélez”, aseguró Vargas, quien disputó 78 partidos y marcó 15 goles con la V azulada.