El Manchester United no está dispuesto a negociar por la salida de ​Paul Pogba todo el verano. Según ha publicado el Mirror, los red devils se han puesto una fecha límite, que coincide con el cierre de mercado de la Premier League: el 8 de agosto. Si este día el jugador no ha salido del club, no lo venderán a ningún precio. La razón es obvia, de venderlo después de esta fecha, al tener el mercado cerrado, no podría buscarle un sustituto.


Paul Pogba

El mismo diario inglés ha publicado que Solskjaer quiere que se quede el centrocampista galo, pero que, en caso de que termine marchándose al Real Madrid, pues es un objetivo primordial para​ los blancos, deben poder buscar un recambio de garantías. No quieren que la venta del francés deje cojo su centro del campo.


Por el momento las negociaciones parecen estar muy alejadas entre los dos clubes. Los de Manchester piden una cantidad cercana a los 170 millones de euros y los blancos no parecen muy convencidos de hacer una oferta tan alta, al menos antes de haber hecho ninguna venta por un precio considerable. Pues un fichaje por esas cifras, además de un problema para las arcas del club, también podría dificultar cumplir con el fair play financiero.