​El futbolista alemán está dispuesto a abandonar a los 'citizens' para recalar en el conjunto bávaro, que ya pretendió su ​fichaje cuando aún jugaba en el Schalke 04. Esto no es ninguna novedad pues su futuro hace semanas que se vincula con el Bayern Munich, la noticia es que ahora es el Manchester City, que había mostrado una negativa continua a cualquier negociación, ha cambiado de opinión.


Según pudo saber el departamento inglés de ​90min en exclusiva, la directiva 'sky blue' ya no vería con malos ojos la marcha de Leroy Sané, eso si, siempre y cuando desde Alemania llegue una oferta superior a los 80 millones de libras. Pep Guardiola cuenta con él pues es un futbolista importante en la plantilla, pese a contar solo con 21 titularidades en Premier League la pasada campaña.


Leroy Sane


El joven extremo germano firmó 16 goles y 18 asistencias entre todas las competiciones con el club inglés, pero el gran nivel demostrado por Raheem Sterling en la misma posición que él, hacen que sus buenas cifras hayan quedado ensombrecidas. En Manchester están sobrados ahora mismo de futbolistas que ocupen tanto el centro del campo como las bandas y podrían invertir la suma que reciban en otro gran futbolista.


El deseo de Sané es dejar el City no porque esté incómodo, sino porque en Munich le ofrecen la posibilidad de entrar desde el inicio en el equipo titular tras las salidas de Ribery y Robben a principios de verano. El alemán sería un futbolista clave, tendría muchos más minutos y menos competencia, y en el Bayern están a la espera de que regrese de sus vacaciones para retomar las negociaciones con una mayor intensidad.



El presidente ejecutivo del conjunto bávaro, Karl-Heinz Rummenigge, confirmó esta misma semana el interés del club en el futbolista y el hecho de que el propio Sané estaba ya valorando todas sus nuevas alternativas. Sobre el precio de su fichaje se mostró precavido al comentar: "Estamos hablando en el rango de nueve dígitos casi como si fuera normal. Quedan casi dos meses para que se cierre el mercado de transferencias, y estos dos meses traerán muchas más incertidumbres".


En Munich quieren al jugador y el extremo, que fue nombrado mejor futbolista joven de la Premier League hace ya dos cursos, tiene muchas papeletas para hacer las maletas. Lo que está claro es que serán menos de nueve cifras pues en Manchester parecen estar dispuestos a dejar escapar a su hombre por 80 millones, y Rummenigge no va a pagar de más.