​Esta tarde, los abogados de Antoine Griezmann pagaron en las oficinas de ​LaLiga los 120 MDE que costaba rescindir el contrato del jugador con el ​Atlético de Madrid, tiempo después el FC Barcelona anunció el fichaje del francés mediante sus redes sociales.


Posterior a esto el Atlético de Madrid subió a sus redes un comunicado donde exigen que el ​Barcelona pague los 200 MDE que valía su cláusula antes del 1 de julio.


​​En el comunicado se puede leer lo siguiente:


"Antoine Griezmann, representado por su abogado, ha comparecido en la sede de la Liga de Fútbol Profesional para rescindir unilateralmente el contrato que vincula al jugador con el Atlético de Madrid, habiendo depositado el Fútbol Club Barcelona en nombre y por cuenta del futbolista la cantidad de 120 millones de euros.


El Atlético de Madrid considera que la cantidad depositada es insuficiente para hacer frente a su cláusula de rescisión, puesto que es obvio que el compromiso del jugador y del Fútbol Club Barcelona se cerró antes de que la citada cláusula se redujera de 200 a 120 millones de euros. También fue anterior a la fecha en la que se produjo la modificación de la cláusula la comunicación que el jugador realizó el 14 de mayo anunciando su desvinculación del club.


El Atlético de Madrid cree que la extinción del contrato se produjo antes de la finalización de la pasada temporada por hechos, actos y manifestaciones realizadas por el jugador y por ello ha iniciado ya los procedimientos que ha considerado oportunos para la defensa de sus derechos e intereses legítimos"

.

El equipo colchonero básicamente argumenta que el trato entre Griezmann y el Barça estaba cerrado mucho antes de que bajara el precio de la cláusula de recesión, por ende exigen al Barcelona los 80 MDE 'faltantes'.