Lo que debía ser una fiesta deportiva terminó en tragedia luego que Ramón Ismael Coronel, un joven arquero de 17 años​, falleciera en Santa Fe, provincia de ​Argentina, luego de atajar un penal en un partido que se disputaba por una fiesta patronal en honor a la Virgen de Itatí.


Según información recopilada por el medio argentino Infobae, el joven guardameta recibió un balonazo en el pecho en la tanda de penales que definía la suerte de su equipo, Unión de Golondrina, llegando a celebrar por la atajada pero cayendo luego al suelo inconsciente para no volver a despertar.


Reportajes del diario local Reconquista Hoy, indican que, pese a que no había una ambulancia en el lugar del encuentro, un médico atendió de emergencia a Coronel, no logrando reanimarlo y derivándolo a una casa de salud, donde solo se confirmó su muerte producto de un paro cardiorrespiratorio.


"La Liga Norteña informa el fallecimiento del Jugador de Unión de Golondrina, Ramón Ismael Coronel. Acompañamos a la familia y al Club Unión de Golondrina en este difícil momento. Nuestro más sentido pésame, de todos los que conformamos la Liga Norteña", publicaron desde el portal de la Liga Regional Norteña de Fútbol.


Pese a que no se le realizó una autopsia, autoridades refirieron a la muerte del joven jugador como producto de una "fatalidad".