El conjunto blaugrana está teniendo una especial predilección por el panorama futbolístico nipón desde la llegada de Rakuten al club. Primero fue Takefusa Kubo, que recientemente se ha incorporado a la disciplina del máximo rival, y los culés ya han ​fichado a Hiroki Abe este curso para que se sume a la plantilla del filial. Poco más de un millón de euros han invertido en una de las promesas para la medular del B y ahora siguen de cerca a Jun Nishikawa.


Un nuevo centrocampista al que los asesores deportivos blaugranas siguen de cerca desde hace varios meses pues, a sus 17 años, ya ha debutado con el primer equipo del Cerezo Osaka que dirige Miguel Ángel Lotina. Sin embargo, el mayor problema es su edad pues no podrá fichar por el ​FC Barcelona hasta que no sea mayor de edad y para ello quedan aún siete meses, así que ambos tendrán que esperar.



El japonés es ya internacional Sub-20 por Japón y terminó el pasado Mundial como titular indiscutible pese a su juventud. El técnico español es quien mejor puede hablar de él, lo hace cada vez que tiene la oportunidad y, por suerte para él, podrá disfrutarle al menos una temporada más con el objetivo de darle más minutos con el primer equipo.


Entre Abe y Nishikawa en el Barça B se hablará antes japonés que español pues, si ambos coinciden en la medular, todos tendrán que bailar a su son. Pero para eso habrá que esperar a después del verano de 2020 pues hasta el 21 de febrero, cuando el japonés soplará las 18 velas, en la Ciudad Condal solo podrán verle de cerca y seguir sus encuentros para saber sacarle el mejor partido posible cuando aterrice en el Camp Nou, o mejor dicho, en el Miniestadi, donde se formará antes de dar el salto a la élite.