​Cada día que pasa ​Neymar intenta dar un paso más para salir del PSG. El brasileño, cuya continuidad no está del todo clara, se plantea declararse en rebeldía y plantarse ante Nasser Al-Khelafi para poder regresar al ​FC Barcelona. Según informa Mundo Deportivo, el brasileño estaría dispuesto a llevar a cabo este comportamiento con tal de que el club parisino se abra a negociar con los azulgranas.

Según este diario, el brasileño escenificaría su malestar a partir del 8 de julio, día en el que el equipo comienza la pretemporada. Neymar, lesionado de gravedad del tobillo, espera aclarar cuanto antes su situación y se plantearía también pedir perdón en público a la afición culé por su marcha para acercar su ​fichaje.

FBL-FRA-LIGUE1-ANGERS-PSG

Por su parte, Al-Khelaifi no se ha vuelto a pronunciar sobre el tema después de decir que si no estaba a gusto tenía las puertas del club abiertas para salir. En cambio, con Mbappé si aseguró su continuidad "al 200%", algo que podría significar que la continuidad del brasileño no está tan asegurada. El presidente del PSG sabe que es Kylian Mbappé realmente el jugador clave de su proyecto. Francés, siete años más joven que el brasileño y con más olfato de cara a portería.


Después de dos temporadas agridulces en París, Neymar querría regresar a Barcelona y no estaría dispuesto a iniciar la temporada con el PSG. Sin embargo, otros jugadores que ya echaron un pulso al dirigente acabaron siendo apartados del equipo, por lo que el brasileño deberá ser cauteloso a la hora de adoptar cualquier postura agresiva.

FBL-FRA-LIGUE1-PSG-NICE

Mientras tanto, según la información de Mundo Deportivo, Josep María Bartomeu no comenzaría a hablar de su fichaje hasta que el PSG se inclinara a negociar, ya que conoce la dureza de Al-Khelaifi. Por ello, es imprescindible que Neymar fuerce al club parisino a venderle para facilitar su salida, que en ningún caso sería barata para el Barça, pese a que podrían incluir a algún jugador como Philippe Coutinho o ​Ivan Rakitic para rebajar su traspaso.