Cinco casos de compañeros de equipo que se convirtieron en enemigos

1. Cristiano Ronaldo - Wayne Rooney

CR7 y Wayne Rooney se habían hecho grandes amigos jugando juntos para Manchester United, pero todo cambió después de que se enfrentaran en los cuartos de final del Mundial 2006. En el partido entre Portugal e Inglaterra, el 10 inglés agredió a Ricardo Carvalho y Ronaldo fue inmediatamente a pedir la expulsión de su circunstancial rival. A Rooney lo echaron y Cristiano tuvo problemas cuando regresó a Inglaterra.

2. John Terry - Wayne Bridge

El excapitán del Chelsea mantuvo una relación extramatrimonial con la novia de su amigo y compañero Wayne Bridge, la modelo Vanessa Perroncel, quien a su vez era la mejor amiga de su esposa. Por esta razón, Bridge dejó el club londinense y fichó por el Manchester City. Cuando se enfrentaron por primera vez, el lateral le negó el saludo.
 

3. Karim Benzema - Mathieu Valbuena

La relación entre estos dos ex-integrantes de la selección francesa se rompió después de que Valbuena acusara a Benzema de ser parte de un intento de chantaje contra él en el que se le pedía dinero a cambio de no difundir un video sexual. Con el tiempo, Valbuena le pidió disculpas al del Real Madrid, pero Benzema no quiso saber nada con hacer las paces. 

4. Robert Lewandowski - Jakub "Kuba" Blaszczykowski

La mala relación entre estos dos jugadores polacos comenzó por diferencias políticas y se profundizó en 2013 cuando Lewandowski tomó la capitanía de la selección polaca que hasta ese momento era de Blaszczykowski. El mismo "Kuba" criticó esta decisión públicamente a través de la prensa.

Tiempo después, Lewandowski invitó a su casamiento a todos los integrantes de la selección menos a Blaszczykowski.

5. Zlatan Ibrahimovic - Rafael Van Der Vaart

Todo el mundo conoce a Zlatan y sabe que es un hombre de fuerte personalidad. En sus inicios en Ajax era compañero de Rafael Van Der Vaart y mantenía una relación normal con él, pero todo cambió cuando se enfrentaron en un amistoso con sus respectivas selecciones.

Una fuerte entrada del sueco le provocó una grave lesión de tobillo al holandés, quien tras el partido lo acusó de hacerlo a propósito. Esta acusación despertó la furia de Zlatan. En su autobiografía de 2013 confesó que le dijo a Van Der Vaart que si lo acusaba de nuevo "le rompería las piernas" y que esa vez "sí sería a propósito".