El capitán y guardián de los tres palos de Gallos Blancos, Tiago Volpi, quien fue prestado por un año al São Paulo de Brasil en diciembre pasado, podría regresar al balompié mexicano.


El brasileño lució los colores del ​Querétaro del Clausura 2015 al Apertura 2018 y es una de las prioridades de la directiva de Gallos, la cual está trabajando a marchas forzadas para intentar su regreso este verano, aunque saben que será complicado.


Volpi, quien jugó 147 partidos con los emplumados en tres años, volvería al club donde se consolidó como unos de los mejores cancerberos que ha tenido la ​Liga MX en los últimos años.


En los seis meses de ausencia, los del Estadio de la Corregidora utilizaron dos porteros para suplirle: el argentino Nicolás Navarro y el mexicano Gil Alcalá, quienes recibieron 30 goles durante la Fase Regular del Clausura 2019, colocándolos como la decimoquinta peor defensiva del certamen.