Corría el minuto 69' en el mítico Estadio Santiago Bernabéu cuando tras una pared, Israel Castro prendió de tres dedos el balón, el cual se incrustó en el poste más lejano del arquero 'blanco' César Sánchez. Han pasado ya más de 14 años desde esa histórica hazaña, esa hazaña que vivirá para siempre como uno de los logros y acontecimientos más importantes dentro del futbol mexicano y sobre todo dentro del ​Club Universidad Nacional A.C.


El desarrollo de ese partido y sobre todo el resultado final, es digno de un guion ganador de premio Oscar. La postal y el recuerdo son simplemente maravillosos; Hugo Sánchez máximo ídolo nacional en el ​Real Madrid y en Europa regresaba a casa dirigiendo al equipo que lo vio nacer para enfrentar al equipo que lo vio brillar.


Para los españoles, el cartel realmente no era muy atractivo. Un equipo 'humilde', y en ese entonces actual bicampeón de la liga mexicana, enfrentaría al Real Madrid de los 'Galácticos' para luchar por el ya conocido 'Trofeo Santiago Bernabéu'. Trofeo que los blancos han ganado en un sinfín de ocasiones. Realmente lo único que llamaba la atención del aficionado ibérico, era que el técnico de este equipo era ni más ni menos que 'El niño de oro' … Hugo Sánchez.


Real Madrid's British Michael Owen fight

Un cuadro merengue invadido de figuras como Zidane, Beckham, Figo, Owen y Salgado, entre otros, salía al terreno de juego de su estadio para simplemente afrontar un 'compromiso' prácticamente transitorio para ellos. Sin tener en cuenta una mancha azul y oro en su estadio, entonando cánticos ensordecedores y nunca escuchados 'del otro lado del charco'… ¡GOOOOYAAAAA!


El partido fue dominado totalmente por el Madrid y hubiese sido raro que esto no fuera así, al final del día eran los ya legendarios 'Galácticos' y estaban enfrentando a un equipo que en 'papel' era un rival infinitamente inferior a ellos.


Sin embargo, nunca el nombre que Roberto Méndez escogió para el equipo universitario (Pumas) le hacía más justicia al equipo que este día, “un felino de tamaño pequeño que sale airoso ante rivales de mucho mayor tamaño, gracias a su agilidad y astucia”. 


El pueblo de la capital española nunca imaginó ver a su alguna vez máximo ídolo (Hugo Sánchez) levantando un trofeo en la cancha del Santiago Bernabéu para un equipo que no fuese el Real Madrid.


Años más tarde, Pumas es el único equipo del Continente Americano en tener el honor de haberle ganado un trofeo al Real Madrid en su propio estadio. Después del cuadro del Pedregal han pasado por más pena que gloria otros equipos, como son MLS Selection, Anderlecht, Partizan, Sporting de Portugal, Rosenborg, Peñarol, Galatasaray, Millonarios, Al-Sadd, Stade de Reims, Fiorentina y Milán.

Puma Mexico's Castro (L) who scored the

Doce equipos lo han intentado después de Pumas y doce equipos han fracasado. Lo cual solo hace que la leyenda del cuadro del sur de la capital sea aún más grande. Por último, Pumas está en una selecta lista junto con el Bayern München, AC Milán, Inter de Milán, Ajax, Dynamo de Kiev y Hamburgo, como los únicos siete equipos que le han arrebatado el trofeo al cuadro blanco. Ni el mejor escritor de Hollywood pudo haber escrito algo tan grande y sorprendente como esto.