El diario El Mundo ha revelado algunas de las grabaciones interceptadas por la Policía Nacional durante la "Operación Oikos". Una operación en la que se está investigando el presunto amaño de partidos por una red criminal liderada por Raúl Bravo y Aranda, ambos ex futbolistas. El origen podría estar en el ​Huesca-Nástic de la temporada pasada en Segunda División y el partido más importante 'involucrado' en la trama es el​ Valladolid-​Valencia (0-2) de la última jornada de liga, gracias al cual los ché se clasificaron para la próxima edición de la ​Champions


FBL-ESP-POLICE

"Mira hermano, el Valencia gana la primera parte y la segunda, ¿vale? Escúchame, que gana la primera y la segunda. O sea la primera y el partido también; tiene que marcar dos goles, uno en la primera parte y otro en la segunda(…) Mira, tu sabes lo que es, no se puede enterar nadie, pero sabes lo que es. Nadie es nadie, nadie. Ni tus amigos ni nadie, nadie" es parte de la conversación interceptada a Carlos Aranda, "Había siete jugadores comprados, nada más" añadió. Es más, según informa El Mundo, Aranda le dijo a Maca, empleada de su casino en Málaga "Apuesta 10.000 euros y te llevarás 20.000"


Según el atestado policial, Raúl Bravo, al que se lo describe como el personaje más esquivo, se reunió con Borja Fernández, capitán del Valladolid, varios días antes del encuentro en el bar Corinto, propiedad de este último. Allí se le pagó una cantidad cercana a los 50.000 euros para cerrar el acuerdo de amaño. Posteriormente, Borja celebró junto al resto de jugadores del Valladolid una barbacoa en casa de Keko, futbolista del club pucelano, para contarles la trama y asegurarse de que se llevaría a cabo.


Real Madrid's Raul Gonzalez (L) fights f

De acuerdo con El Partidazo de COPE y Radio MARCA, Borja asistió a la reunión con Raúl Bravo y estuvieron en ella mujeres e hijos de ambos. No era algo secreto y el motivo de la trama era ayudar económicamente a Raúl Bravo, que se estaba sacando el título de entrenador e incluso había estado en la sede del Valladolid para entrenar a la cantera. Borja argumentó que la barbacoa en casa de Keko fue con motivo de su retirada al día siguiente como futbolista, y que según le comentó Ronaldo, dueño del club, había sido su mejor partido de acuerdo con las estadísticas


A su vez parece que el Valladolid podría haber recibido una oferta de un tercero por ganar al Valencia que el propio Borja habría rechazado. De momento, el club pucelano ha expedientado a Borja a la espera de que concluyan las investigaciones. Unas investigaciones que también salpican a Agustín Lasaosa, presidente del Huesca, e Íñigo López, jugador del Deportivo que estaba en la plantilla aragonesa la temporada pasada. Un asunto turbio cuyos entresijos poco a poco van saliendo a la luz