Los únicos 7 equipos que jugaron la Copa Libertadores estando en Segunda División

1. Criciúma (1992)

Este equipo del Estado de Santa Catarina en el sur de Brasil jugaba en Segunda División en el año 1992, pero fue uno de los dos equipos brasileños que disputaron la Libertadores de ese año por haber ganador la Copa de Brasil de 1991.

Tras ganar su grupo, venció a Sporting Cristal en octavos de final, pero cayó en cuartos ante Sao Paulo, el campeón de aquella Copa.

2. Santo André (2005)

Al igual que Criciúma en 1992, este equipo paulista que hoy se encuentra en la Serie D del fútbol brasileño se encontraba en el ascenso cuando alcanzó la Libertadores de 2005 por haber ganado la Copa de Brasil del año anterior.

Quedó eliminado en el grupo que compartió junto a Cerro Porteño, Palmeiras y Deportivo Táchira.

3. Paulista (2006)

El del Paulista fue el tercer caso de un equipo brasileño que militaba en Segunda División al jugar la Copa Libertadores, en este caso la de 2006 por haber ganado la Copa de Brasil 2005.

Pese a ganarle a un grande del continente como River, finalizó 4º en el grupo que también compartió con Libertad y El Nacional.

4. Jorge Wilstermann (2011)

Una situación muy extraña vivió este equipo de Cochabamba. Fue campeón del Apertura 2010 clasificándose de esa forma a la Libertadores 2011, pero una pésima campaña en el torneo siguiente lo condenó al descenso por los promedios.

Aún así, disputó el torneo internacional en el que integró el Grupo 6, quedando en el último lugar detrás de Inter de Porto Alegre, Chiapas y Emelec.

5. Palmeiras (2013)

Uno de los clubes más grandes de Brasil terminó 18º sobre 20 equipos en el Brasileirao 2012 y perdió la categoría. Sin embargo, en ese mismo año se proclamó campeón de la Copa de Brasil, lo que le dio un lugar en la Libertadores 2013.


En la Copa se quedó con el Grupo 2 que compartió junto a Tigre, Libertad y Sporting Cristal, pero cayó en 8vos de final con Tijuana.

6. Santiago Wanderers (2018)

Santiago Wanderers ya había ganado la Copa de Chile 2017 que lo clasificó a la Libertadores 2018 cuando perdió su lugar en la máxima categoría del fútbol chileno en un desempate ante Unión La Calera.

En la Copa cayó en la Fase 3 ante Independiente Santa Fe y no alcanzó la fase de grupos.

7. Tigre (2020)

Pese a realizar una gran campaña en la última Superliga, el equipo de Pipo Gorosito no pudo salvarse del descenso por los promedios y descendió al Nacional B. Sin embargo, accedió a la Copa Libertadores 2020 por haber ganado la Copa Superliga, el segundo torneo de la temporada.