Los máximos anotadores en la historia del fútbol mexicano

A lo largo de la historia del fútbol mexicano han existido varios jugadores talentosos con olfato goleador, pero sólo algunos han podido quedarse marcados en la historia.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!


Aquí los diez máximos romperredes de la Liga MX:

10. Sergio Lira

El mexicano, originario de Veracruz, fue un futbolista y entrenador que jugaba como delantero.


Logró alcanzar la cifra de 191 goles entre las temporadas 1978-1996, 36 con Tampico FC, dos con Atlante, 20 con Oaxtepec, 102 con La Jaiba Brava, 18 con los Tigres y 13 con La Franja del Puebla, siendo campeón de goleo en tres ocasiones.

9. Eloir Perucci

El delantero brasileño impuso una marca de 199 tantos para ubicarse en el noveno sitio de la tabla histórica, entre las campañas 1972-1984.


Todos los repartió entre tres camisetas, Laguna, donde hizo 66, el Atlético Español, en el cual convirtió 86 y finalmente, añadió otros 47 con La Máquina Celeste.

8. Adalberto López

El famoso Dumbo, que falleció el 15 de diciembre de 1996, fue cinco veces máximo romperredes de la Primera División de México, tres de manera consecutiva.


El nacido en Cocula convirtió todas sus dianas entre 1942 y 1955, diez con los Potros de Hierro, 126 con los Panzas Verdes, 14 con Atlas, 27 con el Oro y 24 con el Rebaño Sagrado.

7. Luis Roberto Alves Zague

El actual comentarista de TV Azteca no se cansó de hacer pirulos con la Selección Mexicana y el América, de donde es el máximo anotador.


El Hijo del Lobo Solitario registró un total de 209, 162 de ellos con la casaca de Coapa, 24 con Atlante y 23 con los Rayos del Necaxa, todos entre 1985 y 2003.

6. Osvaldo Castro

El chileno, conocido como El Pata Bendita, lució siempre su potente disparo de pierna izquierda encontrándose entre los máximos goleadores de la historia que hace la IFFHS en torneos de Primera División.


En el fútbol azteca aportó 214 dianas entre 1971 y 1984, logrando 45 con El Más Odiado, 91 con el Jalisco, 45 con Neza, 24 con Atlético Potosino y nueve con la UNAM.

5. Horacio Casarín

El Chamaco, que perdió la vida a los 85 años el 10 de abril del 2005, dejó grabado su legado gracias a sus 238 goles repartidos entre seis clubes: Atlante (107), Zacatepec (24), España (21), Necaxa (70), América (13) y Rayados (3).


Cabe recordar que fue la máxima figura de la primera mitad del Siglo XX en el fútbol mexicano.

4. José Saturnino Cardozo

El Príncipe Guaraní se ganó las palmas de los propios aficionados de los Diablos Rojos del Toluca como del resto de los fanáticos de la Liga MX gracias a su habilidad para convertir tantos, ya fuera de cabeza, de volea, media distancia o encarando al arquero.


Los 249 que consiguió fueron con la casaca escarlata entre 1994 y 2005, lo que sirvió para ser convocado con la Selección Paraguaya.

3. Jared Borgetti

El Zorro del Desierto por mucho tiempo fue el máximo anotador en la historia del Tricolor hasta que fue rebasado por Javier Hernández.


Gracias a esto, demostró que su olfato goleador era incansable pues también se colocó en el tercer peldaño de los máximos romperredes al hacer 252 pirulos entre 1994 y 2010.


En su carrera portó los colores de Atlas (21), Santos Laguna (189), Dorados de Sinaloa (8), Pachuca (8), Cruz Azul (7), Rayados (10), Puebla (5) y Monarcas (4).

2. Carlos Hermosillo

El Grandote de Cerro Azul es bien recordado por la afición celeste porque fue el autor del gol que les dio su último campeonato hace más de 15 años.


Es el quinto máximo anotador del Tricolor y en la liga azteca registró 294 anotaciones: 78 con los azulcremas, 20 con La Pandilla, 169 con el cuadro de La Noria, 13 con los Rayos, siete con Atlante y Chivas.

1. Evanivaldo Castro

El máximo anotador en la historia de la Liga MX es el brasileño Cabinho, que arribó a México en 1974 y colgó los botines en 1987.


Su olfato goleador y talento lo llevó a obtener ocho títulos de goleo y un total de 312 goles, los cuales repartió entre cuatro equipos: 151 con la UNAM, 108 con los Potros de Hierro, 44 con La Fiera y nueve con el representativo de San Nicolás de los Garza.