​El ​conjunto blaugrana comienza de nuevo su casting en busca de un delantero que pueda suplir con garantías a ​Luis Suárez cuando el uruguayo necesite un descanso. Han sido muchos los futbolistas que han intentado cumplir con la labor desde Paco Alcácer hasta Kevin-Prince Boateng, pero ninguno con éxito, y como cada verano los candidatos al puesto y los rumores comienzan a aparecer en los medios.


FBL-EUR-C1-LIVERPOOL-BARCELONA


El nombre de Maxi Gómez lleva en la agenda del FC Barcelona muchos meses, pero como el suyo muchos otros. El delantero uruguayo del ​Celta de Vigo ​sonó con mucha fuerza allá por el mes de marzo para llegar como recambio de su compatriota y ahora que se acerca el ​mercado de fichajes vuelve a salir a la escena.


Desde Galicia, más concretamente en Ao Contrataque, un programa de la Radio Galega, llegan informaciones sobre una presunta oferta formal del conjunto azulgrana de 25 millones de euros por el futbolista. En el club celeste habrían rechazado la proposición culé pues consideran que el valor de su delantero es mayor. La cláusula de rescisión de Maxi Gómez está fijada en 50 millones de euros, el doble de lo ofrecido desde Barcelona, pero en Vigo podrían negociar su salida en torno a los 40 'kilos', teniendo en cuenta que el 20 por ciento del traspaso sería para el Defensor Sporting Club de Montevideo.


FBL-ESP-LIGA-CELTA-BARCELONA


En Balaídos se plantean seriamente la venta del futbolista este año por una cantidad importante tras conseguir 31 goles en sus dos primeras temporadas en Europa. El delantero, de tan solo 22 años, parece tener más de una novia y, evidentemente, en Vigo quieren sacar el mayor partido a la salida de una de sus referencias en ataque en un mercado donde se pagan grandes cantidades por jugadores como él.


Sin embargo, desde Barcelona, niegan que el club haya planteado esa oferta en firme por el charrúa, aunque por todos es sabido el interés por hacerse con el futbolista. El delantero podría ser la última pieza del puzle de Ernesto Valverde para la próxima campaña en un mercado estival que, tras la llegada de Frenkie de Jong, se plantea entretenido en las oficinas culés.