Kylian Mbappe está de moda. El joven delantero del Paris Saint Germain estuvo el domingo en la gala de entrega de los premios de la Unión Nacional de Futbolistas Profesionales (UNFP) que se celebra cada año en su país para recoger el premio al Mejor Jugador de la Ligue 1 esta temporada y fue rotundo cuando le preguntaron por quién merece el Balón de Oro de este año.


FBL-FRA-UNFP-AWARDS

"El favorito sigue siendo ​Messi. La eliminación en ​Champions no cambia nada, es el número uno en todo”. Así de claro lo tiene el delantero galo, quien peleará hasta el último partido con el propio argentino por la Bota de Oro esta temporada. Parece inalcanzable, pues a Kylian le queda sólo un partido y está a cuatro goles de Messi (36 contra 32) pero este dato habla de la espectacular temporada del francés.


A pesar del varapalo de la Champions, la temporada de Messi en el ​Barcelona ha sido espectacular y eso no ha pasado desapercibido para nadie, tampoco para Mbappe. El argentino, a falta de la final de Copa del Rey ante el ​Valencia, acumula 50 goles y 21 asistencias en 49 partidos esta temporada. Además de la liga y la Supercopa de España, el argentino ha logrado su sexto torneo Pichichi y está a punto de obtener su sexta Bota de Oro. Los números hablan por sí solos.

Lionel Messi


Por otra parte, Mbappe hizo unas declaraciones que podrían incluso dejar la puerta abierta a su marcha del Paris Saint Germain: "Creo que es el momento de coger más responsabilidad. Quizás en París sea feliz, pero quizás en otro lugar también lo sea para iniciar un nuevo proyecto". El club galo emitió ayer por la tarde un tweet en el que aseguraba que su estrella continuará ligada a ellos la próxima temporada: "Los fuertes vínculos han unido al PSG y Mbappe durante dos años y la historia común continuará la próxima temporada".


No obstante, al final quien decide es el jugador. Igual que tiene claro la superioridad de Messi este año, quizá se plantee seriamente cambiar de aires. Puede que esta temporada no, ¿pero en un futuro cercano?. El ​Real Madrid se mantendrá al acecho en cualquier caso.