​Tigres se cobró revancha de la final de Concachampions y eliminó en semifinales a su acérrimo rival, el ​Monterrey. El marcador global fue de 1-1, con ambos equipos anotando su gol como locales, por lo que el criterio de desempate y el que le dio el pase a los felinos fue la posición en la tabla. Tigres quedó segundo general, mientras que Monterrey en tercero. Te presentamos lo bueno, lo malo y lo feo de la semifinal de vuelta. 



Lo bueno

Avilés Hurtado,Nahuel Guzmán

La gran actuación de Nahuel Guzmán, que prácticamente le dio el pase a Tigres. El 'Patón' tuvo seis grandes atajadas que probaron ser clave para que los felinos avancen a la Gran Final. Ya sea a Rodolfo Pizarro, Rogelio Funes Mori, Dorlan Pabón o Celso Ortiz, el arquero argentino denegó el grito de gol a los ​Rayados y una vez, como contra ​Pachuca, sus intervenciones fueron esenciales para que su equipo salga airoso. 


Lo malo

Eduardo Vargas,Jesús Gallardo

Tras anotar el gol, Tigres se tiró atrás con una línea de cinco y en las oportunidades de contragolpe no fueron certeros. Tras el gol de Guido Pizarro casi al final del primer tiempo, los felinos se echaron atrás para el segundo tiempo, en vez de buscar un gol de colchón. Al final la estrategia le resultó a Ricardo Ferretti, pero convirtió el partido en un juego trabado y aburrido, con pocas acciones. En las oportunidades de gol que generó ​Tigres en la contra les faltó contundencia, pues el ya conocido último toque de Jurgen Damm deja mucho, mucho que desear.


Lo feo

Guido Pizarro

En la jugada del gol del empate global, al minuto 43', Guido Pizarro se llevó un duro golpe a la cabeza, que le obligó a abandonar el terreno para el segundo tiempo. El contención argentino cabeceó un gran centro de Eduardo Vargas para empatar el global, pero con la inercia del movimiento su cabeza chocó contra la de Jesús Gallardo y el argentino se llevó la peor parte. 


Tras la jugada, el jugador argentino tuvo que ser atendido por varios minutos dentro de la cancha y para el segundo tiempo tuvo que ser sustituido pues fue prácticamente noqueado. Fue llevado a un hospital para evaluar el golpe. Esperará poder jugar en la final.