En las últimas horas se hizo ​viral la historia del chico Santiago, hincha de San Martín de Tucumán que fue humillado por su maestra de jardín debido a su ​fanatismo por la institución de la Ciudadela.


La profesora pidió a los alumnos un aplauso para Atlético Tucumán, rival del Ciruja, debido al triunfo que le propinó a ​River Plate por la ​Copa Superliga, y como Santi no accedió ella decidió hacerle 'bullying' delante de todos sus compañeros.


Toda la escena quedó filmada y rápidamente tomó difusión. La escuela no tardó en reaccionar tras este deplorable acto de una maestra, que en vez de fomentar la humillación debería apoyar al nene, claramente triste, y decidieron despedirla.

​​Luego de los acontecimientos, el club San Martin de Tucumán invitó a Santi a conocer las instalaciones del club y fue Luciano Pons, delantero del equipo, quien lo recibió. En su paseo por el club, el niño recibió toda la equipación del 'Ciruja' y tuvo el placer de jugar un rato al fútbol con su idolo. Metió tres goles y, como cualquier goleador que clava un triplete, se llevó la pelota. Crack.


Además, la comisión directiva del Santo becó a Santi para que concurra a la Escuelita de Fútbol Infantil, "donde además de aprender a jugar, aprenderá los valores como el compañerismo, respeto, el trabajo en equipo y la solidaridad. Sus papás aceptaron el regalo y confirmaron que Santiago es nuevo jugador del Santo", aseguró la cuenta oficial de Twitter de la institución. Aplausos para ellos.