Cinco decepciones en la carrera de Marcelo Bielsa


5. A las puertas del ascenso con el Leeds

El Leeds apostó por el Loco para intentar volver a la Premier League después de 14 años. El equipo realizó un gran campaña en la que peleó por los dos puestos de ascenso directo, pero unas derrotas en el tramo final lo ubicaron en el 3º lugar y debió jugar los playoffs por el tercer ascenso.

Tras ganar el encuentro de ida de las semifinales ante Derby County, sorprendentemente cayó como local 4 a 2 y se quedó sin el objetivo.

4. Fuera de la zona Champions con el Olympique de Marsella

Bielsa generó toda una revolución en 2014/2015 en el Olympique de Marsella, el club más popular de Francia que no logra una liga local desde 2010. Comenzó la Ligue 1 con pretensiones de título y llegó a liderarla durante 14 fechas, pero se cayó en el final y terminó en el cuarto puesto.

3. Las finales pérdidas con el Athletic Bilbao

Lejos está de ser un fracaso lo de Bielsa en Bilbao, aunque si miramos cómo terminaron sus campañas, sí se puede hablar de una decepción. El Loco dirigió 113 partidos, gano 43, empató 41 y perdió 39, entre ellos la final de la Europa League y de la Copa del Rey.

2. Destituido del Lille

Después de su buena experiencia en Marsella el Loco llegó a Lille para la temporada 2017/18, club que no es de los más grandes de Francia pero que cada tanto pelea arriba. Si bien tenía contrato por dos años, los malos resultados sumados a un viaje sin permiso a Chile (fue a visitar a un amigo suyo enfermo de cáncer) hicieron que la dirigencia tomara la decisión de despedirlo antes de fin de año.

Dirigió 14 partidos, de los cuales ganó solo 3, empató 4 y perdió 7.

1. El Mundial 2002 con la Selección Argentina

Sin lugar a dudas la decepción más grande que sufrió Marcelo Bielsa en toda su carrera como entrenador ocurrió en el Mundial de Corea - Japón 2002 al quedar eliminado en fase de grupos con la selección argentina. El equipo había arrasado en las Eliminatorias y era el principal candidato a quedarse con la Copa, pero se despidió muy temprano.