El Manchester City revalidó el pasado fin de semana el título de campeón de Inglaterra tras imponerse por un gol a cuatro al Brighton en un partido que primero se puso en contra, para alegría de los aficionados del Liverpool, pero que los 'citizens'​ no tardaron en igualar y remontar. Los de Pep Guardiola consiguieron una hazaña nunca antes vista: llevarse la Premier League en dos ocasiones consecutivas desde que la liga inglesa recibió esa denominación.


Josep Guardiola


El millonario proyecto de Khaldoon Al Mubarak ha logrado en estos dos últimos años uno de los dos objetivos que se propusieron, dominar Inglaterra, pero aún tienen pendiente levantar la ​Champions League. La máxima competición europea se les resiste año tras año a los celestes y este año la eliminación ante el Tottenham ha supuesto un duro varapalo, pero durante la celebración del título liguero eso no importó.


El Amex Stadium de la localidad del sur inglés se convirtió en una fiesta vestida de azul celeste en la que Guardiola y sus pupilos celebraron, y levantaron, el ansiado trofeo. Entre gritos, saltos y demás muestras de cariño y alegría quedaron imágenes como el 'manteo' al técnico o las repetidas instantáneas de los miembros del club, tanto jugadores como técnicos, levantando la bonita y coronada copa inglesa.



Las cámaras de Movistar+ captaron, además de todas estas celebraciones, a ​Kevin de Bruyne, una de las piezas claves del Manchester City la campaña pasada, pues en esta ha estado lesionado gran parte, abrazando al entrenador catalán. El cariño entre ambos y la admiración mutua es sabida por todos, pero el belga quiso además halagar al catalán como solo un español sabe hacer, faltando al respeto de forma cariñosa.


Durante la celebración sobre el césped de Brighton Guardiola abrazó por la espalda a de Bruyne, que giró la cara para decirle en un perfecto inglés que aquí traducimos al español: "Eres un entrenador de mierda. Solo ganas". "¿Qué?" respondió el técnico en dos ocasiones, lo que generó la risa del centrocampista.