De momento no está claro cuál será el destino final de ​Griezmann y hasta que se acabe desvelando, todo puede pasar. En principio, todo apunta a que su destino final será el Barça, pero con el galo todo es posible.

FBL-ESP-LIGA-BARCELONA-ATLETICO


Pero si dudas hay sobre su destino, en caso de fichar por el ​Barça, también las hay sobre su posición en el césped. Está claro que todo dependerá del dibujo, del esquema que ponga Valverde o el técnico de turno que esté el año que viene. El Barça acostumbra a jugar con un 4-3-3 pero con Valverde no es anormal que haya alguna variante táctica dependiendo de las posibilidades del equipo.


Lo lógico es que sea titular y ocupe el hueco que baila en la delantera y acompañe a Messi y Luis Suárez por la izquierda. Pero conviene recordar que Griezmann no es un jugador estático y cada vez lo es menos, le gusta entrar en juego, mover la pelota y ahí puede tener un problema de compatibilidad con ​Messi, que prácticamente hace lo mismo en el Barça.


Suponiendo siempre que sigue Valverde, en caso de que opte por un 4-4-2, el cambio no tendría por qué suponer que Griezmann vaya al banquillo. Cuando jugaba en la Real Sociedad, el francés solía jugar más escorado a la banda. Con el tiempo ha ido centrando más su posición, pero no se puede descartar una vuelta a sus orígenes.

TOPSHOT-FBL-ESP-LIGA-ATLETICO-VALENCIA

Lo que sí parece asegurado es que la apuesta no fallará, a diferencia de lo que pasó con Coutinho. Griezmann es un jugador contrastado mundialmente y en condiciones normales no debería de tener ningún tipo de problema en el club. Ya se sabe, los buenos jugadores siempre tienen que jugar y en cualquier sitio Griezmann rendirá.