La prensa española ha informado que ​​Griezmann confirmó su ​partida del Atlético de Madrid. El vacío que el principito deja en la escuadra de Simeone es muy ruidoso y el club 'indio' deberá buscar un reemplazo de categoría con urgencia. Dybala es aquel que debe aterrizar en la puerta del Wanda Metropolitano para evitar que​ los colchoneros comiencen a implorar en el paseo de los melancólicos. Paseo en el que él habita esta temporada.

FBL-ESP-LIGA-ATLETICO-CELTA


Dybala era la estrella que debía brillar en la Juventus. El jugador franquicia. El joven argentino que podía jugar en cualquier posición de ataque y hacía soñar a Turín con sus regates, disparos y asistencias. Hasta que llegó​ Cristiano Ronaldo. La llegada del luso le llevó a un segundo plano, como el que ostenta en la albiceleste por la presencia del siempre insustituible ​Lionel Messi. Dybala encarna la piel de ese sufridor que ha de pelear contra los dos mejores jugadores de los últimos años para conseguir brillar. El Atleti es ese club que ha de pelear contra los dos mejores clubes de LaLiga para poder brillar. Historias paralelas que se deben entrecruzar.

FBL-ITA-SERIEA-JUVENTUS-INTERMILAN


El fútbol es un deporte de pasión y sentimiento, pero también es táctica y técnica… y hasta en esto Dybala encajaría en el esquema del Atlético de Madrid. El argentino ocupa exactamente la misma posición que Griezmann, la contrario del resto de nombres que están saliendo y saldrán para sufragar su marcha. ​Dybala ama ese lugar entre líneas en el que puede sorprender, asistir o leer aquellos huecos que nadie lee. El lugar para los magos. El espacio para cambiar la lujosa magia francesa por la gambeteadora argentina.