La derrota en Liverpool y la consecuente eliminación de la ​Champions no ha sido la única mala noticia para el ​Barcelona esta semana. Ayer jueves, a última hora del día, el club sometió a ​Luis Suárez a una artroscopia en la rodilla derecha y se le detectó una lesión en la misma.


El uruguayo venía arrastrando molestias durante toda la temporada en dicha articulación, pero la noticia ha resultado sorprendente para casi todos. Suárez se someterá a una operación que permitirá una recuperación más segura de la rodilla y acortar los plazos de cara a la temporada que viene. No obstante, eso provocará que esté entre cuatro y seis semanas de baja y que se pierda lo que resta de temporada. 


Luis Suarez

Para empezar, el punta charrúa no estará disponible mañana a partir de las 18.30 ante el ​Getafe en el Camp Nou. El Barcelona ya es campeón, pero los azulones están en la pelea por el cuarto puesto y si lo logran pondrían la guinda a una temporada histórica. También será baja en la última jornada en Ipurúa, ante el ​Éibar.


Pero lo peor llegará después. Luis Suárez será baja para la final de la Copa del Rey ante el Valencia el día 25 de mayo en el Benito Villamarín de Sevilla. Una competición en la que el exjugador del Liverpool ha resultado esencial: suyo fue el hat-trick en el Bernabéu que en semifinales dio el pase a su equipo tras golear por 0-3 al ​Real Madrid. Tras acabar la temporada su equipo, su participación en la Copa América de Brasil estará más que en seria duda.


FBL-ESP-CUP-REAL MADRID-BARCELONA

Según los medios españoles, el charrúa se perdería la primera fase. Quizáspara los enfrentamientos eliminatorios (Uruguay debería clasificarse) pueda ya haber recibido el alta y participar. ¡Que te recuperes pronto, Pistolero!