​El ​FC Barcelona regresa este martes a Anfield después de 12 años con el mejor precedente para conseguir algo que nunca han hecho: eliminar al Liverpool en competición europea. Culés y 'reds' se han visto las caras en tres ocasiones anteriormente, dos en la UEFA y una en la ​​Champions League, y el conjunto ingles salió vencedor en todas ellas. Tras la victoria por tres goles a cero en el Camp Nou, los blaugranas no pueden dejar escapar esta oportunidad.


Philippe Coutinho


El que también deberá aprovechar la ocasión será Philippe Coutinho, que tiene la difícil labor de meterse a la afición culé en el bolsillo en la que durante varios años fue su casa. El centrocampista brasileño no ha terminado de encajar a la perfección en Barcelona y la afición acostumbra a hacerselo saber a menudo, por eso, con la baja de Ousmane Dembélé, tiene que poner todas sus cartas sobre la mesa el próximo martes.


Una buena actuación ante su exequipo no solo llevaría a los suyos a la final del Wanda Metropolitano, sino que le pondría en bandeja la titularidad en el ansiado partido y devolvería la fe a la hinchada blaugrana en el futbolista que asombraba en sus años como 'red'. Eso sí, también deberá tener cuidado pues un exceso de ímpetu y afán de protagonismo acompañados de algún fallo podrían enviarle al pozo del olvido.


Philippe Coutinho


Sin duda alguna el duelo del martes entre el FC Barcelona y el Liverpool será crucial para ambos equipos, pero sobre todo para Coutinho. En Anfield tiene una de sus últimas balas, se la juega ante su afición y frente al que un día fue su equipo, y tiene que aprovechar el momento para demostrar que sigue siendo ese mago que atrajo todas las miradas en la Ciudad Condal. Philippe, esta es tu oportunidad de ganarte a la afición culé, aprovéchala.