El delantero sueco ​Zlatan Ibrahimovic de​ LA Galaxy tuvo una discusión con el defensa ​Nedum Onuoha, del ​Real Salt Lake durante el partido de este fin de semana en el que el conjunto angelino se quedó con la victoria por marcador 2-1. 


Al final del encuentro, el defensor no aceptó las disculpas del atacante rival. 


El Galaxy se puso adelante en el marcador al minuto 16 y Real Salt Lake empató las acciones al minuto 64, pero al 78 Ibrahimovic colocó el 2-1 definitivo y de inmediato corrió a buscar a Onuoha y comenzó a retarlo​. 


La principal molestia de Zlatan fue la fuerza con la que entraba el defensa y él pensaba que en algún momento lo iban a lesionar. Fue por eso que le dijo que él tomaría la justicia en sus manos. 


Después del pitazo final parecía que la discusión había terminado, pero cuando Zlatan se presentó en el vestidor del equipo rival para saludar le extendió la mano a Onuoha y éste se negó a hacerlo. El defensa no aceptó las disculpas del sueco y la discusión terminó. 

Durante la discusión en el vestidor intervinieron un par de jugadores y parte del cuerpo técnico del conjunto de Utah para evitar una situación mayor. 


Zlatan declaró que "lo que pasa en la cancha se queda en la cancha". 


Mientras que Onuoha dijo que el comportamiento del sueco "es inaceptable".