​El mediocampista argentino, ​Gonzalo "Pity" Martínez, fue cambiado en el partido del ​Atlanta United contra el ​Colorado Rapids e hizo evidente su molestia. Al salir de la cancha lanzó gritos hacia el entrenador ​Frank de Boer.


La modificación ocurrió al minuto 70. De Boer quiso darle descanso a Martínez para que ingresara ​Héctor Villalba, pero el ex de River Plate no tomó de buena forma la decisión técnica.


Fue directo a la banca y sin saludar a su compañero empezó a gritarle a de Boer, sin parar en ningún momento, y por la frustración golpeó la banca. 

El "Pity" Martínez llegó como una estrella a la MLS después de haber sido campeón de la Copa Libertadores contra Boca Juniors en diciembre, pero sus minutos en el conjunto rojinegro han sido limitados desde su llegada. 


Ha participado en 10 partidos del equipo en lo que va del año, seis en el torneo doméstico y cuatro en la Liga de Campeones de la Concacaf. Hasta el momento no registra goles ni asistencias y promedia 58 minutos por partido. 


El equipo de Atlanta se ubica en la décima posición de la Conferencia Este con ocho unidades, luego de dos victorias, dos empates y tres derrotas bajo el mando del estratega holandés.