FBL-ITA-US-RONALDO-ASSAULT

Los 7 jugadores que triunfan con sus negocios más allá del fútbol

Que el fútbol es un negocio no es nada nuevo y quién diga que no es así, miente. Los clubes son auténticas empresas en las que, como en cualquier otra, lo que más importa es generar dinero y los futbolistas son los activos más importantes. El deporte rey mueve miles de millones de euros alrededor del mundo cada año, pero no todos los protagonistas se conforman con su salario. Las ingentes cantidades de dinero que reciben los futbolistas de élite tiene que estar en movimiento para generar más beneficios y algunos de ellos han sabido aprovechar muy bien sus recursos para aumentar aún más sus fortunas.

1. Leo Messi

El número uno de la lista tenía que ser el número uno sobre el césped, aunque más allá de los terrenos de juego no es el que mejor se lo ha montado. Messi, como la mayoría de sus millonarios compañeros de profesión, ha invertido grandes cantidades de dinero en el sector inmobiliario. Cuenta con una empresa que gestiona oficinas y plazas de garaje, y en su Rosario natal ha construido un complejo residencial con siete barrios, una playa, un campo de golf y una zona deportiva. Además es el propietario de un restaurante en la misma localidad y otro en Barcelona, donde ya hemos visto más de una cena de equipo.

2. Cristiano Ronaldo

El astro portugués ha diversificado un poco más sus inversiones con una cadena de hoteles junto al grupo Pestana, y otra de gimnasios que está estrechamente relacionada con su línea de ropa interior 'CR7'. El de Madeira también ha invertido en Dutton Invest, una compañía dedicada a la gestión de aeronaves en la que predomina el alquiler de jets privados. A todo esto habría que sumar su propio museo, un club nocturno en el sur de Portugal y una aplicación para el móvil

3. Gerard Piqué

El central del FC Barcelona también tiene una amplia gama de inversiones a su nombre que le convierten en uno de los futbolistas que mejor ha gestionado su fortuna. Piqué y su grupo empresarial Kosmos cuentan con una productora audiovisual y de videojuegos, un medio de comunicación como es The Players Tribune en su versión española, una parte de una empresa cárnica y un restaurante. El futbolista español es también uno de los impulsores del nuevo formato de la Copa Davis de tenis, la Majesty Cup, y recientemente se hizo con el Andorra FC.

4. Sergio Ramos

El camero es otro de los futbolistas a los que le han ido bien los negocios fuera del fútbol. Ramos entró en 2004 dentro del sector del 'ladrillo' junto a su padre. Ambos se han encargado de varias empresas dedicadas a la gestión inmobiliaria y a la construcción. El jugador del Real Madrid también es un enamorado de los caballos y cuenta con una yeguada de más de 70 caballos de competición cerca de Sevilla. Hace unos meses uno de sus potros, Yucatán, logró el Campeonato Mundial en la SICAB. Dentro de sus negocios también está el mundo del arte, como contó en El Hormiguero en su última visita.

5. Andrés Iniesta

El albaceteño es internacionalmente conocido por su juego sobre el césped y cada vez más por su vino. Las Bodegas Iniesta son el negocio principal del futbolista de Fuentealbilla, tanto que ha llegado a emigrar a Japón para darse a concer y abrir los mercados de su vino. El héroe del Mundial de 2010 también tiene una empresa dedicada al sector inmobiliario y gestiona una casa rural cercana a sus bodegas.

6. David Beckham

El exfutbolista y modelo inglés no podía quedarse fuera de esta lista pese a haber colgado ya las botas. Beckham genera aproximadamente 42 millones de dólares al año según la revista Forbes gracias a su imagen, que ha sabido explotar en forma de una cadena de ropa que comparte con su mujer, Victoria. Además, el exmadridista está inmerso de lleno en la creación de un equipo de fútbol en Estados Unidos, el Internacional de Miami, que le está suponiendo una inversión descomunal pero del que espera sacar un gran beneficio.

7. Mathieu Flamini

Cierra la lista el futbolista más desconocido para el gran público de todos los que la integran. El jugador del Getafe es el más rico del mundo y no por su gran carrera. El francés desarrolló gran parte de su carrera en el Arsenal inglés pero paralelamente ha sabido gestionar un negocio muy diferente al del resto de sus compañeros de profesión. Flamini es el propietario de una empresa dedicada al sector bioquímico que ha produce ácido levulínico, un compuesto químico identificado por el Departamento de Energía de Estados Unidos como una de las 12 moléculas clave que podrían ayudar a desarrollar un mundo más "verde". Su fortuna asciende a una cantidad superior a los 30.000 millones de dólares.