La temporada 2018-19 llega a su fin. Una temporada aciaga para el ​Real Madrid, que se despidió de los títulos en marzo y que desde entonces hasta mayo se centrará en ganar sus partidos de liga y en 'seleccionar' qué jugadores contarán para Zidane el año que viene y qué jugadores saldrán del club.


Uno de los casos más interesantes es el de Gareth Bale. Según informa el diario Marca, el club podría tener en mente cederlo al final de año. Todo ello a pesa de que parece que el galés está más fuera que dentro del Real Madrid. El Bernabéu la tiene tomada con él y además es un jugador por el que Zidane no siente especial afecto. Ayer en el partido frente al ​Athletic fue suplente una vez más y cuando salió gran parte de los aficionados del conjunto blanco lo recibió con pitos.


FBL-ESP-LIGA-REAL MADRID-EIBAR

No obstante, decimos "parece" porque la situación del británico no es fácil.  A pesar de que la primera intención del Real Madrid sería venderlo, hay varios inconvenientes para ello. En primer lugar, su elevada ficha: Bale cobra 17 millones de euros al año. Es el jugador mejor pagado de la plantilla, muy por encima de hombres como ​Sergio Ramos o ​Modric, y hay muy pocos equipos en el mundo capaces de hacer frente a esas cantidades económicas.


En segundo lugar está el deseo del propio Bale. Todo indica a que el jugador no quiere salir del Real Madrid. A pesar de que no recibe el cariño de la afición y de que con Zidane se ha convertido en un suplente habitual partido por partido, el galés es feliz en la ciudad. Su familia se ha integrado perfectamente a la vida en España y está encantada de residir en la capital. Un cambio de aires no sería la mejor opción para ellos.


En tercer lugar, porque el interés de otros clubes en contratar al extremo de Cardiff no parece muy grande. Se ha dicho muchas veces que Bale tiene un gran cartel en la Premier League, pero esto podría no ser así. Hay pocos equipos allí capaces de hacer frente a su salario y el rendimiento que ha ofrecido esta temporada Bale ha bajado mucho su caché. El exjugador del Totenham sólo ha anotado 11 goles en todo el año, una cifra muy por debajo de lo que se esperaba de él.


FBL-EUR-C1-LIVERPOOL-REAL MADRID

Además, las lesiones han sido un lastre constante desde su llegada al Real Madrid. Apenas ha jugado la mitad de los partidos posibles en sus seis temporadas en el club y eso ha afectado severamente a su rendimiento. Si por algo se ha caracterizado el galés en su estancia en el club blanco ha sido por su irregularidad y su falta de continuidad. Esta temporada estaba llamado a dar un paso al frente y convertirse en el nuevo líder del equipo ante la marcha de ​Cristiano Ronaldo, pero Bale ha demostrado no estar capacitado para ello.


Que Bale no estará el año que viene en el Real Madrid parece algo casi seguro. Todavía está por ver si saldrá cedido o traspasado. Parece. A veces las apariencias engañan...