"¿Es ​Pogba el jugador más sobrevalorado del mundo?", preguntaba Gary Lineker, que de fútbol sabe un poco, en 2016. Hace ya tres años de esa pregunta y la duda sigue rondando las mentes de prácticamente todos los aficionados al fútbol, pero sobre todo, ahora más que nunca, en la de los seguidores madridistas. Zinedine Zidane ha vuelto al banquillo blanco, planea una revolución en la plantilla para el próximo curso y su compatriota está en su agenda, algo que preocupa en la hinchada merengue.



"Me gusta mucho Pogba y no es nuevo. Le conozco personalmente, es diferente, aporta lo que pocos pueden hacer, por sus cualidades. Sabe atacar y defender", reconoció 'Zizou' hace unos días. El técnico quiere que el centrocampista cambie Manchester por Madrid este verano y se convierta en el eje de su renovación para la que, si las informaciones son ciertas, dispondría de cerca de 500 millones de euros para gestionar a su antojo.


El ​fichaje de Paul Pogba no ilusiona especialmente en el entorno del ​Real Madrid pese al especial aprecio que el entrenador tiene por él. Todos saben las capacidades físicas del futbolista, pero su irregularidad y sus sonados problemas con Mourinho hacen que se ponga en duda su profesionalidad, aunque el portugués tampoco es el mejor ejemplo de ello. El precio que debería pagar el conjunto blanco por él tampoco convence ni dentro ni fuera del club.


Paul Pogba


El Manchester United formó al futbolista, lo dejó salir libre hacia la Juventus de Turín y pagó 105 millones pare recuperarle así que no le dejará escapar fácilmente. Pogba es además la piedra angular de los 'red devils', el único que ha sido capaz de llevar hacia adelante al equipo en una temporada gris pese a la hazaña en París. Y su agente, Mino Raiola, con el que en Madrid no tienen muy buena relación, pondría también las cosas complicadas en la operación.


Cuando se le califica de sobrevalorado no se habla solo de su rendimiento sobre el césped, también de su coste. El fichaje supondría un gran desembolso para el equipo y su sueldo no ayuda pues en Old Trafford le pagan 17 millones netos por campaña. Si llegase con ese mismo salario se colocaría como el futbolista mejor pagado por delante de Gareth Bale, que podría no compartir vestuario con él, y ​Sergio Ramos.


FBL-ENG-PR-MAN UTD-WEST HAM


Más allá de sus habilidades dentro del campo, se habla de Pogba como un jugador con una gran capacidad de liderazgo y facilidad para hacer grupo. Si bien es cierto que en el Mundial dejó muestras de que en Francia se bailaba a su son, como la charla que dio a sus compañeros antes de saltar al campo para disputar la final ante Croacia, en Madrid tienen ya un líder claro. Sergio Ramos no permitiría que un recién llegado se hiciese con el control de un equipo al que él ha capitaneado a lo largo de todos estos exitosos años.


Estas son algunas de las razones por las que el Real Madrid debería olvidarse del fichaje de Paul Pogba, aunque parece complicado si Zidane le tiene entre ceja y ceja. En 2018 un exmadridista también señaló a Pogba como el jugador más sobrevalorado del momento. Lo malo es que fue Antonio Cassano, que tampoco está para hablar, lo bueno es que si hasta él se lo planteó, 'Zizou' también podría, y debería.