​El culebrón ​Hazard podría estar muy cerca de llegar a su fin. El delantero belga no sólo lo tendría hecho con el ​Real Madrid, sino que incluso su ​fichaje podría hacerse oficial en las próximas horas, tal y como avanza el diario Marca. Y es que al parecer los blancos habrían acelerado las negociaciones con el jugador y el Chelsea para asegurarse de una vez por todas al 'crack' deseado por Zidane.


Según el citado medio, Eden Hazard se convertirá más temprano que tarde en el tercer fichaje del club merengue para la temporada que viene tras las llegadas ya confirmadas de los brasileños Militao y Rodrygo. Finalmente, el Madrid abonará una cantidad cercana a los 100 millones de euros después de que el Chelsea haya entrado en razón por el precio del jugador.

Hay que recordar que la campaña anterior el conjunto londinense llegó a pedir más de 200 millones para dejar salir a su jugador franquicia. Sin embargo, este año Hazard ha rechazado hasta tres veces las ofertas de renovación de su todavía equipo, lo que ha llevado al Chelsea a aceptar su salida de manera definitiva y fijar un precio asequible, pues el jugador acababa contrato en junio de 2020.


Tanto es así que además el club de la Premier fichó al que será su sustituto, el joven jugador del Borussia de Dortmund Christian Pulisic, por el que han desembolsado 64 millones de euros. El Chelsea lo fichó antes de ser sancionado sin poder incorporar jugadores, por lo que se sumará a la plantilla el próximo verano. No va a suponer un problema ese castigo por tanto, aunque de todas maneras han pedido que se aplace para poder reforzarse en el próximo mercado de fichajes.


En cuanto al salario que Hazard tendrá en el Real Madrid, aún no se sabe con exactitud cuál es la cifra que percibirá, pero sí que ha revelado Marca que en ningún caso superará a la de Sergio Ramos, que actualmente es el segundo jugador que más cobra con una cantidad de 11,7 millones de euros, sólo por detrás de Bale. Aunque todo hace indicar que el galés abandonará la entidad de Chamartín y podría dejar un buen hueco en el escalafón salarial que será llenado por Hazard.