​Fernando Llorente anota un polémico gol que el VAR valida como el tercero para el Tottenham y se colocan 4-3 en el marcador (4-4 global). 

​​