La última jornada de la ​Europa League dejó sin duda alguna un nombre propio para el recuerdo: João Félix. El futbolista del Benfica fue la estrella en el partido que enfrentó a los lisboetas con el Eintracht de Frankfurt al firmar tres goles y una asistencia en la victoria local por cuatro goles a dos​ ante la atenta mirada de ​ojeadores y directivos de algunos de los clubes más grandes de Europa.


Talento, clase, gol... hay muchas palabras que se pueden asociar al portugués pero sin duda alguna la más preciada es proyección. Poco más de 19 años contemplan a este jugador que ha sumado 10 goles y 5 asistencias en 20 partidos en la Liga NOS de Portugal y esta semana se estrenó, y de que manera, en competición europea. Un hat-trick para acaparar todos los focos en un duelo frente a otro de los nombres propios de la temporada, Luka Jovic. El serbio, como de costumbre, no faltó a su cita con el gol, pero quedó ensombrecido por la nueva perla lusa.


Joao Felix


Este enfrentamiento era la oportunidad perfecta para muchos equipos de "matar dos pájaros de un tiro" y ver a dos de los jóvenes que más van a dar que hablar este verano. Manchester United, Juventus de Turín, Inter de Milan, Bayern Munich, Chelsea, Tottenham, Arsenal, Leicester, Manchester City y ​FC Barcelona fueron algunos de los clubes que tuvieron representantes en Da Luz para disfrutar de la exhibición del choque Félix-Jovic.


El Benfica ya ha puesto precio al joven futbolista, aunque tiene contrato hasta 2023, porque sabe que en el próximo mercado estival serán muchos los que llamen a su puerta. El club lisboeta ha fijado su cláusula de rescisión en 120 millones de euros, una cifra que atendiendo a los precios actuales parece asumible para cualquier equipo grande y por ello son tantos los que han querido ver en primera persona cómo juega.


Joao Felix


Tal es la atracción que ha generado el futbolista que ya surgen los primeros rumores de equipos que estarían dispuestos a tirar la casa por la ventana para hacerse con él. La Juventus de Turín habría ofrecido 75 millones al Benfica y ante el rechazo de los lusos podría estar planteándose vender a ​Paulo Dybala. El joven argentino parece ser el elegido pues ambos se disputarían las mismas posiciones, y en Italia ya hablan del interés de juntar a la promesa lusa con el ídolo ​Cristiano Ronaldo. Una auténtica locura.