Bruno Marioni, técnico de Pumas, salió 'bien'  librado de su altercado en Ciudad Juárez, luego de intercambiar golpes con un aficionado tras la eliminación del cuadro ​felino en las Semifinales de la Copa MX frente a Bravos por marcador de 2 a 0. 


La Comisión Disciplinaria informó que el timonel argentino fue sancionado con dos partidos, los cuales deberá cumplir en el certamen copero; además, fue acreedor a una multa económica, aunque no se especificó la cantidad, informó el portal MedioTiempo.



 El castigo, de acuerdo a la Comisión, es por "haber contravenido con los artículos 10, 11 y 28 del Código de Ética de la Federación Mexicana de Fútbol". 


Fue el propio Marioni, quien tras finalizar el encuentro y darse el acontecimiento, reconoció en conferencia de prensa su error al devolver la agresión recibida por un aficionado rival.