​Este miércoles se vivieron los otros dos partidos restantes de los cuartos de final de la Champions League. Por un lado, el ​Barça consiguió una victoria histórica ante el United en Old Trafford en un partido que se decidió con un gol en propia puerta y en el que ​Messi acabó con un fuerte golpe en la nariz que le dejó sangrando. Por otro lado, la Juventus cosechó un empate a uno gracias a un nuevo gol de ​Cristiano Ronaldo. En este sentido, estos fueron los mejores 'memes' de la jornada Champions del miércoles:

Los madridistas estuvieron muy atentos a los partidos y se pusieron las camisetas del United y de la Juventus. Seguramente no les hizo mucha gracia cuando a los poco minutos ya se había adelantado el Barça con una jugada en la que participó Luis Suárez.

El delantero uruguayo remató un centro de Messi pero fue Shaw el que acabó introduciéndose el balón en su propia portería, por lo que Suárez deberá seguir buscando acabar con esa mala racha de goles fuera de casa en Europa.

Una rectificación que alegró a Roncero, que expresó su postura a través de Twitter. Tan sólo le faltó irse a Cibeles a celebrar que a Suárez no le habían concedido el gol.

El partido acabó con 0-1 pero pudo tener una diferencia mayor de no ser por De Gea. El guardameta español salvó varias ocasiones después de que en el gol se le achacara que pudo hacer más.

Valverde volvió a demostrar que este año la técnica del 'tiki-taka' ya no funciona en muchas ocasiones en el Barça. Así que dio consignas de que los balones fuesen a Messi y este ya se inventaría lo que fuera.

Un Messi que no tuvo su mejor actuación tampoco ya que jugó gran parte del encuentro dolorido de la nariz tras un tremendo choque con Smalling. El central inglés dijo saber la debilidad de su rival, y parece ser que dio con ella.

El delantero argentino tuvo que salir del terreno de juego incluso ya que acabó sangrando y tuvo que ser atendido. Un momento en el que el barcelonismo tembló, pues una rotura de tabique podría trastocar los planes de los azulgranas y ser clave.

Al final Messi se quedó sin marcar de nuevo en unos cuartos de final y lleva sin hacerlo desde que Cristiano Ronaldo tenía un sólo Balón de Oro.

Precisamente Cristiano se enfrentaba al Ajax con la Juventus en el otro partido de la jornada Champions. El portugués fue el hombre decisivo de su equipo en su competición preferida anotando el único tanto de los italianos, aunque los holandeses lograron el empate a uno final.