​El día de ayer el equipo de las​ Chivas presentó de forma oficial a su nuevo director técnico, Tomás Boy, quien llega para ocupar el lugar que dejó vacante José Cardozo y más recientemente el interino Alberto Coyote.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!


En conferencia con los medios el estratega se dijo contento por la oportunidad, además de resaltar que cuenta con la experiencia necesaria en equipos que pelean por no descender, esto por la situación en la porcentual en la que se encuentra el club rojiblanco:

"Estoy acostumbrado a tomar papas calientes. La temporada que entra, si no logramos cosas importantes ahora, se va a poner feo. Para eso venimos, el desafío es importante y hay que afrontarlo". 

"Me tocó dirigir al Atlas, lo hice en las situaciones en las que fui contratado… para salvarlos del descenso. Aunque ustedes no lo crean, el Guadalajara está ahí siempre, yo quise jugar en el Guadalajara hace muchísimos años, nunca se me dio. Es más, trajeron mejor a Manuel Manzo que a mí. Me hubiera gustado jugar con el Guadalajara”.

 

“Cambiar mentalidad no sólo a este equipo no es tan sencillo. Me ha tocado trabajar y muchos de mis trabajos han sido para salvar la categoría y me ha ido bien en ese rubro. No me refería a lo que el Guadalajara padece. Señalarlo no tiene nada que ver, pero es parte de mi trabajo cambiar esto y buscar que suceda. Yo en el pizarrón no he perdido ningún partido, pero necesito jugadores”, puntualizó.

Asimismo, mencionó que es un honor poder dirigir a Chivas, y uno de sus principales objetivos para trabajar, es poder llegar a la Liguilla:


“Uno honor el estar en este banquillo. Tú me propones algo, lo acepto y estoy feliz. Creo que este equipo tiene posibilidades de llegar a la liguilla y a eso me voy a enfocar. Se puede decir cosas, achacarme lo que sea y vine a ayudar”, sentenció.