​Vancouver Whitecaps y ​Los Angeles Galaxy protagonizan el partido del viernes por la noche en la MLS.


Apenas en el minuto 2 del primer tiempo el árbitro pitó un penal a favor del equipo canadiense, así que el atacante iraquí Ali Adnan se encargó de cobrar la pena máxima.​


El jugador falló el penal al intentar convertirlo en el estilo panenka, ante la mirada de un especialista en ese tipo de tiros: Zlatan Ibrahimovic.

​​Con lo sucedido, Adnan es el villano de la noche para el equipo canadiense, aunque falta todavía mucho por jugar en el frenético partido ante el Galaxy.