Nicolas De la Cruz

5 jugadores del fútbol argentino que pasaron de resistidos a ovacionados por sus hinchas

Nicolás De la Cruz clavó un golazo en Porto Alegre y viene en levantada. ¿Llegará a ganarse el cariño de los hinchas como estos jugadores?

1. Gustavo Bou (Racing)

Su carrera no había sido muy auspiciosa antes de su llegada a Racing. Si bien arrancó en River, no se supo sostener y deambuló por equipos menores como Olimpo, Liga de Quito y Gimnasia de La Plata. Los hinchas ya lo resistieron desde el minuto 0, y más por la sospecha de que el club lo había contratado por la sola razón de tener el mismo representante que Diego Cocca, el DT por aquel entonces.
Lo cierto es que un doblete en la cancha de Boca en el torneo del título 2014 fue su punto de inflexión y a partir de ese momento se transformó en el jugador más importante del equipo, junto a Diego Milito. Tan buena fue su primera etapa en el club, que tras un tiempo en México, Racing lo volvió a contratar. 

2. Darío Benedetto (Boca)

Su comienzo en Boca no fue nada sencillo para el Pipa. Debutó en la eliminación ante Independiente del Valle y en sus primeros partidos desperdició situaciones de gol clarísimas que hicieron dudar a la gente. Con el tiempo se transformó en el 9 más letal del fútbol argentino y uno de los más queridos por la hinchada xeneize. 

3. Federico Mancuello (Independiente)

El volante formado en Independiente no se había destacado nunca en el club de Avellaneda desde su debut en 2008, a tal punto que fue cedido a Belgrano en la temporada 2011/2012. Tras su regreso fue tomando protagonismo e incluso fue uno de los más queridos por la hinchada por su sacrificio y compromiso en el año que le tocó estar en la B. Lo que nadie imaginaba era el nivel que iba a tener a partir de la vuelta a Primera. En la segunda mitad de 2014 metió 10 goles (casi tantos como en toda su carrera), fue figura y sea ganó un luar en la Selección de Martino. Un año más tarde el Flamengo lo compró, pero ni con la camiseta del Mengao ni con la del Cruzeiro estuvo cerca de aquella versión.   

4. Milton Casco (River)

Desde hace tiempo en el Monumental hay un sensación de "pedido de disculpas" para el lateral por el mal trato que sufrió de un parte de la gente durante sus primeros años en River. A fuerza de voluntad y nunca darse por vencido, fue uno de los puntos clave en el equipo campeón de la Libertadores 2018.

5. Gonzalo Martínez (River)

El caso que debe funcionar como inspiración para De La Cruz. Al Pity le costó cargar con la 10 de River durante gran parte de su estadía en Núñez. Pese a ciertos murmullos, Gallardo lo bancó, le dio tiempo y confianza y él respondió a lo grande, convirtiéndose en ídolo con sus goles a Boca y su participación en las conquistas más importantes de los últimos años.