El próximo 15 de junio se celebrará una de las bodas del año. Pilar Rubio y ​Sergio Ramos se unirán en matrimonio después de más de siete años de relación y tres hijos en común. Él es muy conocido por ser defensa central y capitán tanto del Real Madrid como de la selección española; ella por ser reportera y salir en televisión. La lista de invitados será muy larga y se espera que muchos famosos acudan a celebrar con la pareja su enlace. Tal vez por esto, la pareja ha decidido tomar una medida: no se permitirán los móviles en la celebración.


Pilar Rubio en la presentación de My Yébenes, un producto de Maribel y Myriam Yébenes, atendió a la revista HOLA y reveló esta prohibición. El entrevistador le preguntó sobre si quitarían los móviles y la futura esposa del ​madridista contestó que sí, pero dándole alguna vuelta para que no sonara a prohibición. “No es quitar el móvil, yo creo que esa expresión queda bastante negativa. Es simplemente decir que vamos a dejar todos el móvil guardado en algún lugar, a buen recaudo, para que podamos disfrutar. Porque a lo mejor algunos invitados se sienten más cómodos sin teléfonos y sin cámaras. Así podrán estar a gusto, felices y se podrán divertir”, explicó.


Durante la entrevista, Enrique J. Suero intentó sin éxito que Pilar Rubio le ofreciera algún detalle de la boda. Ella insistió en que no podía decir nada y que todavía estaban con los preparativos. La única pista que dio es que no tiene por qué vestir de blanco, pues “la novia tiene que ir como a ella le apetezca. Creo que no debe de haber cánones establecidos, sería muy aburrido”.