​En una entrevista realizada por Marca al exfutbolista italiano, entre otras cosas se le preguntó por aquella famosa ovación que le brindó el Santiago Bernabéu en 2008 tras su gran partido. Juventus y Real Madrid se enfrentaban en la jornada 4 del Grupo H, y tras marcar los dos goles de la victoria, Pinturicchio salía del campo ovacionado.



"Me sorprendió. Estábamos en un momento difícil, con muchas lesiones, y fuimos allí a ver qué pasaba. Hicimos un gran partido, marqué dos goles y al final, cuando el entrenador me cambió, estaba muy concentrado, pero en un momento dije: ¿Esta gente se ha levantado y me está aplaudiendo a mí? Fue un momento especial, increíble. En el fútbol juegas para ganar, pero también para que disfruten los aficionados. Y cuando estas situaciones pasan, y no con tus propios hinchas sino con los del equipo rival, es mucho mejor. Y más ante el Real Madrid y en el Bernabéu, que es un templo. Fue único, como ganar un trofeo para mí."


Juventus's Alessandro Del Piero celebrat


El delantero italiano logró anotar 2 goles al ​Real Madrid y ganar el encuentro. El Madrid cayó por 0 a 2. El Bernabéu supo ser justo al final y aplaudió al transalpino cuando fue sustituido. La pitada al Real Madrid fue monumental.