Cinco jugadores de Argentina que no eran tenidos en cuenta y la rompieron estando a préstamo

Estos futbolistas debieron dejar el club dueño de su pase para ganarse un lugar con otra camiseta. Y realmente lo hicieron...

1. Domingo Blanco

Surgido en Olimpo de Bahía Blanca, debutó en Primera con la camiseta de Independiente en un triunfo sobre Vélez. Formó parte del equipo que ganó la Copa Sudamericana, pero sin demasiado lugar en el plantel partió a préstamo a Defensa y Justicia, donde se convirtió en una pieza clave del equipo de Beccacece que pelea el título con Racing. Su nivel captó la atención de Scaloni, quien lo convocó por primera vez a la Selección.

2. Mario Bolatti

Tras destacarse en Belgrano, Bolatti fue vendido a Porto, pero tal como ocurre con muchos jóvenes jugadores que parten hacia Europa y les cuesta adaptarse, regresó rápidamente al fútbol argentino. Allí lo recibió el Huracán de Cappa, equipo en el que fue figura junto a Pastore, Defederico y Toranzo y en el que peleó el Clausura 2009, aunque quedó la espina de no haber podido coronarse campeón.

De todas formas, el nivel que mostró en el Globo le valió el llamado de Maradona para la Selección.

3. Santiago Silva

El máximo goleador uruguayo en la historia del fútbol argentino jugaba en Vélez antes de llegar a préstamo en Banfield en el año 2009. Y en el Taladro, explotó. El Tanque fue el goleador del equipo de Falcioni que consiguió el Apertura de aquel año y luego regresó a Vélez para ser campeón nuevamente.

4. Gustavo Bou

Hizo su estreno oficial jugando para River en un encuentro ante Vélez en 2008. Cuatro años en el club no le alcanzaron para ganarse un lugar y en 2012 comenzó a ser cedido a diferentes clubes. Pasó por Olimpo, Liga de Quito y Gimnasia antes de llegar a Racing, el equipo que le cambiaría su carrera. Después de anotar dos goles en la Bombonera para un triunfo histórico y decisivo en el título de 2014, Bou se transformó y se convirtió en un goleador temible.

5. Alexander Barboza

Otro jugador que no logró hacerse ganar continuidad en River, pero que encontró su lugar en el mundo en Defensa y Justicia. Barboza hizo las inferiores en el conjunto millonario y en 2015 fue cedido a Atlético Rafaela. En 2016 fue el turno del Halcón y allí no solo se ganó el puesto, sino que llegó a ser capitán y uno de los máximos referentes del club.

Gallardo le dio una chance en el segundo semestre de 2017, pero el defensor no estuvo a la altura y terminó regresando una vez más a Defensa.