El ​Atlético de Madrid se hizo con un partido que definió en la primera mitad pero que se le complicó en la última media hora. La expulsión de Koke puso las cosas cuesta arriba a los de Simeone, no obstante, la Real Sociedad terminó sin anotar ningún gol.


LO BUENO: Morata, bigoleador

Alvaro Morata


El delantero fue decisivo. Se ha reencontrado con el gol y vuelve a ser un killer dentro del área. Fue imparable en los balones aéreos dentro del área. El primer tanto llegó tras un córner, Godín la peinó y Morata la remató a la red. El segundo llegó sin intermediarios. Una falta lateral que el madrileño remató enviado dentro de la portería. El nuevo jugador del Atlético de Madrid fue decisivo y volvió a ponerle las cosas difíciles tanto a Simeone como a Luis Enrique para elegir entre él o Diego Costa.


LO MALO: la expulsión de Koke

FBL-ESP-LIGA-REAL SOCIEDAD-ATLETICO


Koke Resurrección no pudo terminar el partido. Justo acababa de transcurrir la hora de partido, los colchoneros dominaban el encuentro aunque el balón era de la Real Sociedad. Zaldua corría la banda derecha cuando el canterano del Atlético de Madrid hizo una entrada necesaria. La jugada apenas revertía peligro cuando Koke le zancadilleó. El futbolista, que ya estaba amonestado, vio la segunda amarilla y tuvo que abandonar el terreno de juego antes de tiempo. Una expulsión que dio esperanzas a los realistas para ir a por el resultado.


LO FEO: lesión de Willian José


Pasados los 20 minutos de partido, el delantero brasileño tuvo que abandonar el terreno de juego por una lesión. En su lugar entró Jon Bautista. El futbolista, con seis goles en lo que va de año natural, era uno de los grandes peligros ofensivos de los donostiarras. Su marcha le restó calidad que, en los primeros minutos, no parecía tener mucho ritmo. Se retiró quejándose de problemas en la pierna derecha, a la altura del muslo.