Es costumbre en la ​Liga MX, que antes de comenzar cada partido un niño le entregue el balón al árbitro y diga con un micrófono la frase "Juega limpio, siente tu liga".


Este fin de semana, durante la ceremonia protocolaria antes del enfrentamiento entre ​Monterrey y ​Lobos BUAP, ​el niño encargado de entregar el esférico, quien padece Síndrome de Down; se puso nervioso previo a decir el slogan de la liga. El árbitro del encuentro, Eduardo Galván se percató de esta situación y tanto él con el niño, como los jugadores y la afición protagonizaron el momento más emotivo de la jornada.


​​Todo comenzó a partir de que, a causa de los nervios, este niño declaró que no podía leer la frase que le correspondía. Acto seguido, Galván le dijo:  "Sí, sí puedes" y lo alentó a pronunciar las palabras. 


Cuando terminó de leer, todo el estadio le brindó una ovación en aplausos, lo que sacó una sonrisa que reflejaba la alegría que sintió el niño en esos momentos.


Sin duda este es otro de los lindos momentos que nos regala el fútbol y que nunca olvidaremos.