El pasado miércoles 23 de enero, en el encuentro de Copa entre el París Saint Germain y el Estrasburgo, ​Neymar tuvo que retirarse antes de tiempo. Después de una serie de entradas, el futbolista terminó por apoyar mal el pie y se fracturó el quinto metatarsiano del pie derecho. La misma lesión que le dejó fuera de los terrenos de juego la temporada pasada. El futbolista, muy seguramente, no estará disponible hasta finales del mes de marzo, por lo que se perderá la fase final de la Champions League… y podrá asistir al cumpleaños de su hermana. Una cita habitual para el brasileño, pase lo que pase.


La lesión, que se alargará hasta finales de marzo, le permitirá estar, una vez más, en el cumpleaños. El día 12 de marzo. Casualidad o no, siempre que llega esta fecha, el futbolista encuentra algún motivo para no jugar. En el año 2015 y 2016, el futbolista estaba sancionado y el FC Barcelona le dio permiso para viajar a Brasil y estar con su hermana. La temporada siguiente, su último año como blaugrana, unas molestias musculares le dejaron fuera de la convocatoria y pudo celebrar con su hermana el cumpleaños. La temporada pasada, con su ya famosa lesión, se recuperó en Brasil y también pudo estar con Rafaella. Aquellas famosas imágenes de Neymar bailando con una muleta.


El futbolista todavía no conoce el alcance de su lesión y el tiempo estimado de bajo. Entre él, el cuerpo médico de los parisinos y, muy probablemente, el de la canrinha, deben decidir si pasa por quirófano o no. Si deciden operar, su tiempo de baja será mayor. Lo que parece completamente seguro es que, tome la decisión que tome, no dejará a su hermana sola en su cumpleaños.