​Pese a la llegada de Brahim, gran parte de la hinchada merengue sigue reclamando al menos el fichaje de un jugador 'top' en posiciones de ataque en este mercado invernal. Sin embargo, el mes de enero está llegando a su fin y en el club mantienen la calma. No harán ningún movimiento y eso es porque ya tienen a su particular refuerzo de lujo. Estamos hablando de Marco Asensio.


Y es que el mallorquín, que acaba de cumplir 23 años, está ultimando su recuperación y podría volver a los terrenos de juego muy pronto. Hay que recordar que Asensio lleva más de un mes en el dique seco por una lesión muscular de grado II en el recto femoral derecho. El atacante forzó la máquina para participar en el Mundial de Clubes y acabó recayendo tras jugar 14 minutos ante el Kashima.

Aunque ya antes de lesionarse su rendimiento fue muy cuestionado, sobre todo en los meses de octubre y noviembre en los que los resultados no acompañaron al equipo y en los que Asensio pasó de ser titular indiscutible a jugar de vez en cuando. Si bien es cierto que en el seno del club piensan que el futbolista puede poner más de su parte, también creen que las críticas que recibió fueron demasiado duras para un jugador que en los primeros dos meses de competición si que mostró un gran nivel.


Sea como fuere, ahora Asensio regresará en este 2019 con más ganas que nunca. Se ha ejercitado estas semanas sin hacer ruido y enfocado única y exclusivamente en recuperarse bien para volver a ser importante, ajeno a todo lo demás. Sabe que Solari no se casa con nadie y si se gana el puesto en cada entrenamiento volverá a la titularidad. Está claro que el Madrid necesita como agua de mayo al mejor Asensio y el español necesita al Madrid.